*Por Federico Bejarano

El libro recientemente publicado junto con Alberto Vázquez  “Emprendimientos socio-laborales en salud mental.” Apuntes para una pragmática de lo social, editado por ediciones Incluir, parte del desarrollo de empresas sociales, emprendimientos socio-laborales en el ámbito de la llamada salud mental, que no tienen en nuestro país más de 30 años.

La emergencia de estos dispositivos, nace bajo una formulación terapéutica o de socialización/rehabilitación destinada a poblaciones invisibilizadas y desprotegidas en cuanto a derechos ciudadanos. En el viejo paradigma y concepción,  la incapacidad o discapacidad era el criterio de cuidado y la insania su consecuencia jurídica, y de allí, la perdida sistemática de derechos no es percibida como iatrogénica.

En estas últimas décadas no solo se ha comprobado que los procesos de hospitalización de larga duración provocan daño por pérdida de autonomías e incapacitan, sino que esa fuerte separación entre la persona y alguna comunidad provocan rechazo y perjuicio en el resto de la sociedad que no puede percibir las capacidades que estas personas guardan más allá del padecimiento que atraviesan.

Ha sido a través de la figura de la “cooperativa social” (así conocida en otros contextos internacionales) que nos es permitido visualizar y poner en valor  esas capacidades obstruidas. No sólo eso, algo más desde el punto de vista de la teoría del valor social se revierte mediante este modelo de producción de bienes o servicios con cuidados, la percepción de la propia persona, de la familia y la sociedad respecto de lo que significa y representan estas dolencias.

Entonces los sistemas vienen variando, hay otro paradigma en curso en la relación trabajo salud en este ámbito, ya desde hace muchos años y en muchos países.

Por eso, producir una desconstrucción del modelo de atención que esté basado en la comunidad y no en el hospital requiere de empresas sociales y particularmente de una figura operativa que es la de cooperativa social. De modo de no reproducir el apartamiento que de otro modo la persona sola o por sí misma está en desventajada en producir, de allí que los hospitales suelen ser moradas de por vida o de larga data.

También lo que va cambiando es la percepción de valor que nuestra  vida social, la que efectivamente llevamos,  junto a nuestros afectos y relaciones  es determinante en el campo de la salud. Que las capacidades, tal o cual potencia de obrar, las percepciones que tenemos de nosotres,  aún en caso de padecimientos graves, juegan un papel clave en tanto  presencia o su ausencia.

Las cooperativas sociales entonces son uno de los variados sectores que integran el universo de la economía Social, solidaria y popular junto con esa salud publica que puede trasformar esas relaciones entre salud/enfermedad y economía como universos artificialmente separados.

Estas formas de integración socio laboral son formaciones económicas productoras de salud y cuidados con poblaciones desventajadas.  El libro repasa la figura de quienes encarnan la función de coordinación de estos espacios. Por eso deseamos que estas nuevas modalidad de asistencia -junto con el tema de  viviendas asistidas y dispositivos de recreación- quepan en el mundo del cooperativismo, de la economía social solidaria porque es el medio más natural, suponemos, el medio donde la posibilidad de empatía, la solidaridad y el disponer de la persona en el centro de la actividad económica, y no su enfermedad, es posible.  

Es por eso que publicamos también un recorrido de la “Red Federal de Cooperativas Sociales”, de modo que junto a otros sistemas de inclusión se dé lugar al modelo de cooperación social donde generar una actividad económica sostenible, democrática y ambientalmente sustentable que genere bienes o servicios útiles para la sociedad. Ese es el horizonte.

El libro refleja un poco eso, en mi caso junto a la experiencia de la cooperativa La Huella, aquella de donde provengo, y al mismo tiempo, brinda algunas herramientas prácticas para este tipo de iniciativas. Así, la asistencia deviene en formas de cuidados comunitarios, socialmente valorados y acceso a derechos para todos y todas.

*Psicólogo social, Coordinador general de la Cooperativa de Trabajo La Huella, integrante Red de Cooperativas Sociales 

Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud