El espacio lo componen cerca de 15 organizaciones sociales y fue lanzado con un acto vía remota. La creación de un área dentro del Ministerio de Educación que los contenga, aumento del presupuesto y reconocimiento de sus instituciones figuran entre los principales reclamos en la Ciudad.

12 de junio de 2021, CABA (Ansol).- Cerca de 15 organizaciones lanzaron en un acto el  Movimiento por la Educación Popular de Gestión Social y Cooperativa, un espacio que reúne decenas de bachillerato populares, espacios educativos, centros de alfabetización y de Primera Infancia, profesorados y grupos de apoyo escolar.

El evento fue realizado vía remota desde el canal de Otras Voces en la Educación, desde donde fue seguido por cientos de personas. Además, el lanzamiento contó con la adhesión de referentes de la educación popular, de funcionarios nacionales; distintos diputados de la Ciudad de Buenos Aires; organizaciones educativas, ambientalistas y campesinas de distintos puntos de América Latina; el episcopado y la Campaña Argentina por el Derecho a la Educación (CADE).

Entre otros saludos, llegaron los de la socióloga e investigadora Dora Barrancos quien llamó a utilizar la educación como herramienta para “buscar resolver los problemas de la desigualdad generada por el patriarcado y el capitalismo en cinco décadas” e instó a “abrir las cabezas de les alumnes y desconfiar en aquello que parece atado al sentido común patriarcal”.

También estuvo presente, la ex viceministra de Educación de la Nación, Adriana Puiggrós, quien sostuvo que “los movimientos sociales y cooperativos hacen un gran esfuerzo para que la educación llegue a todos lados. Hay que luchar porque la cultura, las lenguas, costumbres y creencias de nuestro Pueblo sean reconocidos por el sistema de educación formal”.

Los objetivos del movimiento

El documento de lanzamiento del espacio describe: “Desde los primeros años del año 2000, conformamos Bachilleratos Populares, jardines comunitarios, Institutos de Formación Docente, espacios de alfabetización y escuelas agrarias desde las concepciones de la Educación Popular, defendiendo nuestro derecho, como movimientos sociales a hacer educación y de gestionar nuestras experiencias educativas con un fuerte anclaje en los territorios. Es por ello que exigimos que sean reconocidas en la tercera modalidad de la que habla la Ley Nacional de Educación 26.206, la Educación de Gestión Social y Cooperativa. Esto también implica la creación a nivel nacional y en cada provincia y la Ciudad de Buenos Aires de las direcciones o secretarías de Educación de Gestión Social y Cooperativa”.

«Hay que luchar porque la cultura, las lenguas, costumbres y creencias de nuestro Pueblo sean reconocidos por el sistema de educación formal”

Adriana Puiggrós, ex viceministra de Educación de la Nación

ANSOL dialogó con distintos referentes y referentas de experiencias participantes del lanzamiento. Juliana Agrofoglio, coordinadora del Bachillerato Popular Germán Abdala y educadora de Educación Sexual Integral (ESI) afirmó que “el objetivo principal es lograr la regulación de la gestión social y cooperativa de la Educación -incluida en la Ley de Educación Nacional-para entender que el monopolio de la educación hoy no la tiene solamente el Estado o los privados”, y que por eso buscan “el reconocimiento de tareas, prácticas e instituciones que ya existen”.

Por su parte, Juan ignacio Tami Arias, director del Bachillerato Vientos del Pueblo, destacó que la potencia del lanzamiento es la “articulación política entre varias organizaciones de diversos recorridos, y los consensos para salir a disputar la normativa que es un espacio del Estado, ya que somos muchas organizaciones que pertenecemos a diversas experiencias sociales y políticas”.

Marcos González, miembro del Bachillerato Popular 20 Flores, reconoció que el lanzamiento condensó “más de un año de trabajo y fue reconocido por referentes de la educación popular con interesantes proyectos de Argentina y todo Latinoamérica”.

Una disputa abierta en la ciudad

Las organizaciones participantes del Movimiento por la Educación Popular de Gestión Social y Cooperativa han sido opositoras a toda la política educativa de la gestión macrista en 14 años en la Ciudad de Buenos Aires, y eso se manifestó en el evento.

Para Damián Drescher, educador popular del jardín comunitario Luces del Bajo del Movimiento Popular La Dignidad “el de la ciudad es un gobierno nefasto, desfinancia el sistema educativo y recorta presupuesto año tras año. Hay que seguir denunciando eso”.

Además de la inversión en infraestructura edilicia, uno de los reclamos más importantes al GCBA tiene que ver con el pago de salarios al cuerpo docente y su reconocimiento dentro de la Planta Orgánica Funcional (POF) de las instituciones. Por eso, para Claudio del Frente Popular Darío Santillán (FPDS), resulta importante valorar que “venimos llevando adelante educación, atendiendo a población que el sistema no pudo contener. El acompañamiento y la contención dan resultados, provocando que les egresades concreten su título secundario y puedan continuar sus estudios universitarios”.

Finalmente, Mercedes Rabanal, docente y coordinadora del Bachillerato Popular Marielle Franco de Lugano, remarcó otros reclamos como la asistencia alimentaria para los estudiantes, la oficialización de la figura de la pareja pedagógica presente en las propuestas de bachillerato, y la pelea por que se respete el acuerdo para que “nuestros compañeros y compañeras que también son docentes” puedan vacunarse en la CABA.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud