Se trata del Espacio Educativo Las Acacias que recibió fondos para obras de infraestructura a través de una gestión solidaria de la federación Fedecaba en el marco de un proyecto de apoyo a empresas recuperadas del Inaes. 

19 de mayo de 2021, CABA (Ansol).- Una escuela recuperada de La Plata recibió fondos solidarios a través de una cooperativa que hizo de intermediaria en un proyecto del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), para poder abrir el primer grado de Primaria en plena pandemia.

Se trata de Las Acacias, un espacio educativo recuperado desde 2019, que contó con la asistencia financiera y administrativa a partir de un proyecto de acompañamiento a empresas recuperadas que promueve Francisco Martínez y la Comisión Técnica de Empresas Recuperas del Inaes. 

La gestión del proyecto se realizó mediante Escuela Aural, una cooperativa de trabajo dedicada al sonido y arte multimedia que integra Fedecaba (Federación de Cooperativas y Autogestionadas de Bs. As). “Acompañamos mediante Grupo TES (Trabajando por la Economía Social) en la parte de asistencia técnica y administrativa bancaria y a través de Aural para los fondos. Esto representa solidaridad e inter-cooperación a partir de la transferencia de saberes de recuperadas con mayor experiencia a aquellas que recién arrancan”, señaló Julia Cófreces, secretaria de Fedecaba. 

Intercooperación desde la cocina

La gestión de Aural consistió fundamentalmente en prestar su matrícula y su cuenta bancaria para el cobro de los fondos del proyecto ya que Las Acacias no contaba con la habilitación formal del Inaes: “Nos dedicamos a capacitación en el área de sonido de audio, mezcla, master, grabación y producción musical. A sabiendas de lo que es el proceso de recuperación en el que hay que hacer un trabajo de rescate, pudimos dar una mano a esta gran experiencia, un proyecto maravilloso integralmente encabezado por mujeres”, señaló Christian Czainik, presidente de la cooperativa. 

Por su parte, la titular de la cooperativa Las Acacias, Yamila Berdún, señaló la importancia de las gestiones y la ayuda brindada: “Nos fue muy costoso obtener la matrícula y la pandemia nos agarró con ese problema sin resolver. Francisco (Martínez) nos viene acompañando desde el principio y esto surgió de esas charlas porque con la caída de pago de cuotas de las familias por la pandemia, al no tener el registro oficial, no podíamos acceder a ningún programa del Estado de asistencia. Este año proyectábamos ciento y pico de alumnos y tenemos 72. Intentamos sostener y que las familias que nos eligen, muchas de ellas de comerciantes y autónomos, puedan seguir pagando”.

Los fondos puente recibidos por Aural que prestó su CUIT (Código Único de Identificación Tributaria) y cuenta bancaria se usaron para la compra de materiales de una obra que incluyó la renovación de baños, sala de computación, cocina y el aula de primer grado ya en funcionamiento.  

Además, Berdún remarcó la importancia de la solidaridad de otra escuela recuperada por pertenecer al mismo rubro: “Siempre vamos a encuentros con experiencias del ámbito industrial, fabril. Está bueno encontrarse con otra escuela para tomar fuerza, generar empatía y saber que otros lo están pudiendo lograr. Las recuperaciones están atravesadas por muchas cuestiones judiciales y normativa, con esto nos sentimos muy contenidas”. 

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

rf

Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud