Las cooperativas del sector piden la puesta en marcha inmediata de la Resolución 371/2021 donde se establece un mecanismo que busca regular las deudas que las empresas distribuidoras eléctricas mantienen con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). 


7 de Mayo de 2021, CABA (Ansol).-  Las cooperativas reclaman la implementación del plan de regularización de los pagos pendientes que las empresas distribuidoras de energía adeudan con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrica (Cammesa) y con el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), oficializado a finales de abril por la Secretaría de Energía, a cargo de Dario Martinez, a través del Boletín Oficial.

El plan, diseñado con el objetivo de que las empresas puedan contrarrestar las pérdidas que generaron las restricciones por la pandemia, se propone aplicar “criterios diferenciados”, según el origen y el recorrido de la deuda de cada distribuidora.

En este sentido, el secretario de Energía aseguró que “en esta reglamentación, las cooperativas tendrán un tratamiento diferencial y más favorable, dado su carácter de empresa social y la ausencia de fines de lucro en sus objetivos. Podrán optar por el mecanismo general o por una condonación que alcanza hasta el 40% de la deuda”. 

El plan posibilita el otorgamiento de créditos equivalentes al 66% de la deuda, en tanto las deudas remanentes podrán ser regularizadas a través de un plan de pagos que contempla un pago de hasta 60 cuotas mensuales, con una tasa de interés que reduce al 50% la vigente en el mercado mayorista del sector. 

El reclamo de las cooperativas

En diálogo con ANSOL, José Alvarez, presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad (FACE), que agrupa a 500 cooperativas del país, explicó que el reclamo más urgente es el de la correcta e inmediata aplicación del plan regularizador de deudas porque, de lo contrario, los perjudicados son los socios de las cooperativas. 

“Creemos en la posibilidad de la buena aplicación del artículo 87, pero todas las cooperativas deben estar concentradas en defender esa plata, que no representa ningún beneficio: es la recuperación de la pérdida por congelamiento. Además, el Estado tomó la decisión de congelar y las cooperativas lo acompañamos. Ahora, si no repone la pérdida, la forma de recuperar el dinero es cobrándoles el congelamiento a nuestros socios”, explicó Álvarez. 

En relación a la voluntad estatal para el cumplimiento del reclamo, el presidente de la Federación declaró: “Desde FACE, creemos que tanto desde la Secretaría de Energía como desde las distribuidoras provinciales, está la firme decisión de que el plan se lleve a cabo de la forma correcta. Este plan compensa los esfuerzos que realizamos durante el último año y medio”. 

Un conflicto prolongado 

La problemática comenzó en febrero, cuando se dió a conocer la inmensa deuda del sector energético con CAMESSA, que se acercaba a $150.000 millones.

A partir de esto, alrededor de 500 cooperativas denunciaron la retención de sus pagos ya que, con el retorno al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), la recaudación se demoró aún más, perjudicando al sector cooperativista que recaudó apenas el 20% de lo facturado al consumidor final.

En abril, 600 cooperativas, distribuidas a lo largo del territorio, solicitaron la intervención del gobierno nacional en el conflicto con MEM, con la generación de medidas que contuvieran al sector. 

Finalmente, en los primeros días de mayo, la Secretaría de Energía reglamentó la regularización de deudas de las distribuidoras eléctricas, donde se otorga a las empresas la posibilidad de regularizar sus pagos pendientes al 30 de septiembre del año pasado, en un plazo de cinco años y con una tasa de interés que representa el 50% de la que cobra el MEM.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

cm y dl

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud