*Por Hugo Cabrera

Las organizaciones del sector de la Economía Social y Solidaria construimos el Foro Federal de la Economía Cooperativa de más de 5.000 compañeros y compañeras hace casi dos años en el estadio de Ferro. En aquel momento, pésimo para la economía en general y las cooperativas en particular, la situación era crítica: tarifas por las nubes, consumo interno destrozado. Las alternativas eran desaparecer o auto-explotarnos para seguir permaneciendo.

Con el advenimiento del peronismo y el triunfo de Alberto Fernández teníamos la esperanza puesta en la reactivación económica, y apareció la pandemia. El 2020 fue penoso. Algunas cooperativas cerraron, otras están muy mal, y a otras les costó mantenerse.

Hoy superamos algunas situaciones, y otras no tanto. De aquel foro había salido el mandato de estar en el radar de la economía nacional junto a las Pymes; y también que el INAES pase a ser el verdadero promotor del desarrollo productivo del sector, mucho se está dando. Hay compañeros y compañeras con los que hemos andado camino que hoy ocupan cargos bastante determinantes en la gestión pública. 

Sin embargo, los nudos de la crisis económica siguen sin desatarse. Al día de hoy, encontramos un debate muy fuerte con el sector más concentrado de la economía argentina, que nos tiene en vilo con el tema de los precios de los alimentos. Están habiendo aumentos de salarios nominales pero terminan en mano de los monopolios. Antes se justificaban en aumentos porque el dólar subía, ahora que no sube, lo hacen por las dudas. 

Nosotros sabemos marcar posición en la calle, y hoy no podemos hacer nada. Es una puja con sectores de poder que nos quieren llevar por delante, son los mismos que nos condicionan en el debate soberano por la Hidrovía, el canal por donde se va el 70% de la producción de granos del agro argentino, donde hay contrabando, evasión fiscal. 

Más que nunca, nos falta la coordinación de todos los sectores que pueden influir en esta situación, y demostrarle al Gobierno Nacional que tiene el respaldo del campo popular para enfrentar esos grupos concentrados. 

Desde nuestra Federación seguimos discutiendo un programa de fortalecimiento del sector que discuta nuestra participación en la Economía y reivindique el carácter democrátivo, popular y autogestivo de nuestras experiencias. 

Un programa desde la autogestión 

Algunos de los puntos que consideramos fundamentales en este debate: 

  • Estrategias de comercialización: integración y articulación de economía autogestionada, es necesario mejorar la infraestructura tecnológica y energética, abordándola desde la inter-cooperación, con las universidades, y con los centros de transferencia tecnológica pública. 
  • Crédito y financiación: Es clave. Es crucial tener una herramienta que sea propia, un poco más independiente del Estado para que no nos debilite tanto. Hay que articular con las cooperativas de crédito, mutuales y ONG’s en este sentido. 
  • Nueva legislación: Nuestro sector necesita nuevas normativas que nos representen
  • Articulación con la Economía Popular: Este sector es un emergente en la etapa actual pero también necesitamos vincularnos con las Pymes, con las que componemos la gran mayoría del trabajo argentino.
  • Políticas de asistencia: para con rapidez y claridad recuperar las empresas, y poder gestionar proyectos que sean sustentables. 
  • Defender la equidad de género como bandera irrenunciable de la democratización e igualdad en nuestras empresas.
  • Reivindicar las tareas de cuidado como trabajo y alimentar las cooperativas sociales como experiencias que promueven la dignidad y la integración social. 

En definitiva, necesitamos políticas de Estado para que, de una vez y para siempre, las cooperativas nos incorporemos al tren de la Producción y el Trabajo, la única locomotora del desarrollo argentino.

*Presidente de FEDECABA. Trabajador gráfico retirado.

Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud