Lo afirmó Gildo Onorato, referente de la UTEP en diálogo con ANSOL sobre el reconocimiento estatal a la condición de trabajadores y trabajadoras en el mundo de la economía popular. Destacó la importancia de empezar a tener como interlocutor al Ministerio de Trabajo y subrayó la necesidad de ingresar a la CGT para construir una unidad estratégica de la clase trabajadora. 

15 de marzo de 2021, CABA (Ansol).- Gildo Onorato, referente de la UTEP y presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita Ltda afirmó que la UTEP será parte de la CGT por convicción, compromiso histórico y perspectiva de clase. 

En diálogo con ANSOL tras el reconocimiento del Ministerio de Trabajo y la creación del Registro de Asociaciones de Trabajadores de la Economía Popular y de Subsistencia Básica, destacó el rol del feminismo popular, la nueva interlocución con la cartera a cargo de Claudio Moroni y subrayó la importancia de fortalecer a las organizaciones del sector. 

Debemos incorporar nuestra agenda y la agenda del Estado con la dinámica del trabajo. 

Onorato. UTEP

-¿Qué significó para la economía popular la firma de la Resolución?

-Reconoció una nueva realidad en el mundo del trabajo. El Estado incorporó a la Economía Popular en el marco de las leyes laborales generando un nuevo paradigma, porque, por un lado, inscribe a la UTEP dentro de la dinámica sindical, generando un nuevo paradigma. Por otro lado, permite marcar que los trabajadores en relación de dependencia no son los únicos trabajadores. Es un reconocimiento a la nueva relación social de los trabajadores que se inventaron su propio trabajo. En ese sentido, es un cambio trascendental en el derecho laboral en la perspectiva de interpretar que hay una nueva realidad en el mundo del trabajo y que esa realidad debe ser atendida. Además, para los movimientos implica mucho más porque dejamos de ser atendidos solamente en Desarrollo Social o en su defecto en Agricultura Familiar, sino que somos reconocidos como parte del mundo del trabajo, como parte de la clase trabajadora. Debemos incorporar nuestra agenda y la agenda del Estado con la dinámica del trabajo. 

La alianza que se está constituyendo en términos económicos y en términos sociales es la alianza de la Economía Popular con el cooperativismo tradicional. Esta alianza representa el 10 por ciento del Producto Bruto Interno. Si a esa ingeniería la logramos construir en uno de los motores que mueva nuestra economía, vamos a poder transformar el modelo concentrado y extranjerizado que tiene hoy la economía argentina.

Onorato. UTEP

-Santiago Cafiero decía que no estamos en las mismas condiciones que hace 70 años respecto del empleo, por lo que hoy la tarea es fortalecer a las organizaciones de la economía popular. ¿Por qué creen que hoy no es posible el nuevo empleo? 

-Ese capitalismo no existe más. El capitalismo industrial, el capitalismo fordista, el capitalismo muchas veces vinculado al Estado de Bienestar ya no es posible en el mundo porque se transformó de tal forma que tiene la capacidad de crecer sin generar trabajo, es más: crece, genera ganancias, destruyendo trabajo. Eso ha generado en el mundo un sector de descartados sociales, de excluidos sociales, excluidos de todo derecho que se fueron inventando su propio trabajo con una perspectiva de supervivencia en un carácter comunitario y familiar. Desde ese lugar vamos planteando nuevas actividades de trabajo que no están contenidas dentro de los parámetros de los convenios colectivos. En ese sentido, la Economía Popular puede, construyendo una dinámica productiva, con incentivos estatales y/o privados, generando reservas de mercado y una planificación mixta puede generar trabajo, puede generar dignidad en ese trabajo y puede generar un crecimiento económico de abajo para arriba que permita ir transformando las estructuras socioproductivas de Argentina. La alianza que se está constituyendo en términos económicos y en términos sociales es la alianza de la Economía Popular con el cooperativismo tradicional. Esta alianza representa el 10 por ciento del Producto Bruto Interno. Si a esa ingeniería la logramos construir en uno de los motores que mueva nuestra economía, vamos a poder transformar el modelo concentrado y extranjerizado que tiene hoy la economía argentina. 

-En el acto también se mencionaba la importancia de los movimientos populares para dar respuesta a la pandemia. Se enfatizó también que el reconocimiento como piqueteros fue mutando hacia el reconocimiento del trabajo de la economía popular. 

-Los movimientos populares junto con la clase trabajadora tradicional fuimos los actores centrales de la resistencia al macrismo en la Argentina. Por otro lado, con nuestra pertenencia comunitaria, con nuestra solidaridad y nuestra organización territorial fuimos un soporte de la estabilidad democrática en una situación de crisis profunda que hemos vivido durante todo el 2020 y que todavía estamos viviendo con los padecimientos y las consecuencias de la pandemia. Todavía se nos menciona como piqueteros. El piquete es un método de lucha que nos ha dado visibilidad, pero los movimientos populares somos mucho más que eso. Somos familia, somos propuestas alimentarias, somos comunidad organizada, somos esperanza colectiva, somos trabajo generado desde el descarte. Tenemos un arraigo a lo cercano, una profundidad comunitaria vinculado en muchos casos a la religiosidad popular que le da una potencia tan sólida, tan fuerte y con tanta perspectiva de cambio que uno de los sujetos de transformación inevitablemente son los trabajadores y las trabajadoras de la Economía Popular. A esto hay que sumar que el feminismo en los movimientos populares están muy arraigados en la experiencia concreta porque una de las principales tareas que desarrollamos los movimientos es el abastecimiento alimentario y las tareas del cuidado que preferentemente las desarrollan las compañeras. El feminismo en la base territorial se expresa de una forma muy comprometida con el desarrollo de la comunidad. Eso a nosotros nos llena de orgullo porque nos transforma en un sindicato de nuevo tipo por nuestra pertenencia de clase y por el protagonismo de las compañeras. Eso hace también a la transformación. El feminismo es parte central en la perspectiva de transformación, de liberación. La economía popular es parte central en la desarticulación de los monopolios económicos, la extranjerización y la posibilidad de tener un modelo económico más democrático. 

«Con el Gringo y con Juan Grabois tenemos una muy buena relación primero en la calle. Hemos estado muchísimo en marchas. Hemos hablado muchísimo de las posibilidades de que se incorporen a la CGT. Yo comparto que los compañeros se sumen. No sé si en la conducción o en una alianza estratégica. Es una parte muy importante de la sociedad que tiene que estar representados hoy en su organización también sumados a la CGT. Yo lo veo con buenos ojos»

Pablo Moyano. Camioneros

-Se habla también de la perspectiva de ser parte de la CGT. Pablo Moyano, secretario general de Camioneros, expresó su acuerdo con que los movimientos sociales se adhirieran. 

-Hemos hecho un trabajo de muchos años con los gremios confederados porque somos parte de la clase trabajadora. Para fortalecer la unidad de esta clase tenemos que fortalecer las instituciones de la clase trabajadora. La CGT es la principal institución que tiene la clase en Latinoamérica para defender los derechos laborales, para parar un país como la Argentina y tiene altísimos niveles de afiliación en formalidad.  Es irremediable plantearnos que tenemos que ir hacia ahí. Por convicción, por compromiso histórico y por perspectiva de clase, la UTEP va a ser parte de la CGT. 

-Literalmente, dijo en Radio Cooperativa: «Con el Gringo y con Juan Grabois tenemos una muy buena relación primero en la calle. Hemos estado muchísimo en marchas. Hemos hablado muchísimo de las posibilidades de que se incorporen a la CGT. Yo comparto que los compañeros se sumen. No sé si en la conducción o en una alianza estratégica. Es una parte muy importante de la sociedad que tiene que estar representados hoy en su organización también sumados a la CGT. Yo lo veo con buenos ojos».

-Nosotros venimos hablando con todos los sectores: con el consejo directivo y con los gremios que no son parte. Tenemos acuerdo. Estamos llevando los trámites institucionales correspondientes ante el Ministerio de Trabajo, por un lado, para culminar el proceso de la personería social y ante la CGT para pedir nuestro ingreso y sabemos que más temprano que tarde se va a concretar porque hay un espíritu de unidad y una perspectiva muy clara de la situación de la clase trabajadora que nos une estratégicamente.  

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud