La Central de Compras de la Federación de Cooperativas de Consumo facilita que proveedores de todo el país lleguen a las estanterías de locales en 124 localidades de nueve provincias. Lo que falta: el listado de proveedores a disposición de todas las cadenas. 

5 de marzo de 2021, CABA (Ansol).- A un año de la sanción de la Ley de Fomento de la Competencia en la Cadena de Valor Alimenticia, conocida como Ley de Góndolas, la economía social se encuentra ante el desafío de dar cuerpo al 25 por ciento de oferta cooperativa, mutual o pyme que debe haber en cada categoría de productos que el consumidor encuentre en supermercados de más de 800 metros cuadrados de exhibición.

De acuerdo con la norma reglamentada mediante el decreto 991 en diciembre pasado, y en consecuencia con la Resolución 110 de la Secretaría de Comercio Interior, los supermercados de esa categoría, los productos de un proveedor o grupo económico no pueden ocupar más del 30 por ciento de la góndola; en la góndola de cada categoría debe haber productos de 5 proveedores diferentes, como mínimo; el 25 por ciento deben ser de pymes, cooperativas o mutuales; y el 5 por ciento deben ser de empresas de agricultura familiar, campesina o indígena o de la economía popular.

Fernando Heredia, gerente de Compras de La Obrera, contó a ANSOL que existe un problema con los proveedores: “Tenemos un cuello de botella inicial con búsqueda de proveedores, productos, que nos está complicando”. 

“En Argentina, la logística depende de los camiones, por lo que el aumento de costos y la posibilidad o no de contar en tiempo y forma con los productos es un escollo que tenemos que sortear”, reflexionó Heredia. 

Además, explicó que durante muchos años se ha perdido poder de fabricación en las pymes y cooperativas de menor escala, que se enfrentan a una concentración cada vez mayor. “El desafío es recuperar esa economía, hay más cadenas de supermercados”.

La Federación de Cooperativas de Consumo hizo un relevamiento de entidades de la economía social y se comunicó con Coninagro y Fecootra para conseguir más proveedores cooperativos que se sumen a aquellos con los que ya trabajaron durante los primeros 100 años de La Obrera. 

En ese mismo camino, la Central de Compras de la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo (CC-FACC), de la que participa La Obrera, se ofreció como una herramienta clave que permite a cooperativas de producción o de trabajo tener presencia en las góndolas de cooperativas de consumo o mutuales con sección consumo, en 124 localidades de nueve provincias.

Lo que queda

“El Gobierno rápidamente debería poner un listado de proveedores a disposición de todas las cadenas. Todos debemos declarar en adhesión que vamos a cumplir, bueno, hoy ese listado no está, y cada uno hace lo que puede. Así es más fácil encontrar los proveedores de las categorías que nos faltan. Deberían capacitar a la gente que va a inspeccionar, para que el cumplimiento sea efectivo”, opinó ante ANSOL Fernando Heredia, gerente de Compras del supermercado cooperativo La Obrera. 

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.


Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud