El dirigente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular afirmó que la entidad impulsa gestiones para que las trabajadoras socio-comunitarias entren en la vacunación prioritaria del primer trimestre. “No pedimos excepciones”, aclara.

7 de enero de 2020, CABA (Ansol).- El dirigente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) Gildo Onorato destacó la entidad impulsa gestiones frente al ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, para que decenas de miles de trabajadoras socio-comunitarias de comedores y merenderos ingresen al plan de vacunación contra el Covid-19 durante el primer trimestre de este año. 

“No queremos prioridad ni excepciones. Estas compañeras fueron declaradas esenciales en el Decreto 297/20 y los subsiguientes. El presidente hizo un reconocimiento a su labor, y el Estado pagó un bono a una buena parte de ellas en diciembre pasado. Para ello, y para prestar su trabajo, tuvieron que registrarse e inscribirse: sabemos quienes son, donde están y qué hacen”, afirmó Onorato en diálogo con ANSOL.

La política sanitaria ante la segunda ola

Para Onorato, “la estrategia sanitaria ha sido buena. Más allá de las críticas, a nadie le faltó un respirador, una cama, y eso creo que da cuenta de una estrategia satisfactoria en el marco de una situación inédita de pandemia. Por eso la oposición sin responsabilidad de gestión es tan dura con el Gobierno”.

Ante el veloz crecimiento de contagios y el posible arribo de una segunda ola en la pandemia, el dirigente social expresó que “están creciendo en los barrios, porque cuando crecen en algunas regiones, lo hacen en todos los sectores sociales. Ahora, nuevamente, el foco es AMBA. Debemos tener cuidado, responsabilidad y sostener los protocolos”.

La reconstrucción argentina desde abajo 

“Creo que ha habido importantes avances en el reconocimiento de trabajadores y trabajadoras de economía popular. En pocos meses, tenemos más de un millón y medio de trabajadores y trabajadoras registrados, de los cuales el 33% son del ámbito socio-comunitario, es un número relevante”, reflexionó el miembro del Movimiento Evita. 

Y sobre los desafíos que vienen, Onorato agregó:“Constituimos la Cámara de Productores de la Economía Popular, para facilitar el acceso al crédito, la posibilidad de fortalecer circuitos de comercialización, todo eso, significa mejores condiciones de trabajo, más dignidad. La prioridad es salir del subsidio y de los planes, todo eso nos lo legó el neoliberalismo, y debemos transformarlo en políticas de trabajo, porque para nosotros, la mejor política social es el trabajo. Claro que lo que se ha hecho es insuficiente, hay que democratizar y renacionalizar la economía. Pero somos optimistas, porque sabemos que la economía popular puede empujar la economía de abajo para arriba”.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

rf

Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud