Lo afirmó la entidad de cooperativas agrarias Coninagro tras el anuncio del paro del resto de las organizaciones de la Mesa de Enlace. Reafirmaron su voluntad de diálogo, pese a la preocupación por las medidas del gobierno respecto del sector agroindustrial.

6 de enero de 2020, CABA (Ansol).- Coninagro se diferenció de las otras organizaciones de la Mesa de Enlace y no se sumó al paro frente a la suspensión de exportaciones de maíz.

Aseguraron que están preocupados por las «medidas impositivas, financieras e intervencionistas aplicadas incisivamente por el Gobierno, puesto que ello genera un profundo descontento e incertidumebre en el sector agroindustrial, pero no creemos, sin embargo, que un problema grave se solucione con otro conflicto».

En un comunicado oficial, argumentaron que la suspensión de exportaciones de maíz es una medida a favor del país y no a favor del gobierno, y agregaron que es un momento para priorizar el diálogo.
«No es momento de parar, pero sí de reclamar», jerarquizaron en el texto.

Aunque afirmaron que comparten el malestar de rechazo de las otras organizaciones, resaltaron que la postura de no adherir al paro no sugiere, bajo ningún aspecto una ruptura ni falta de integración ni de representatividad en la CEEA.

La decisión «se tomó contemplando y sopesando cuestiones propias de cada producción de las diversas economías regionales del territorio y características de cómo opera el sistema cooperativo», sostuvieron.

Por último, solicitaron una reunión con el Presidente Alberto Fernández.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud