El Instituto Saint Exupery de Miramar cerró el año entregando plantines a la comunidad educativa y a vecinos y vecinas. «Parecen cosas menores, pero para nosotros reviste singularidad pedagógica», explicaron desde la institución mutual El Principito. 

2 de diciembre de 2020, CABA (Ansol).- El Instituto Saint Exupery, dependiente de la Mutual El Principito, sacó su huerta escolar a la calle y entregó plantines a la comunidad educativa. 

Desde hace más de seis años trabaja con todos los niveles -inicial, primario y secundario- en forma progresiva en la realización de plantines. Cada estudiante, docente y personal de la institución se llevaba uno a su casa y continuaba con la huerta familiar. 

«Se inició una línea de trabajo con plantas nativas como una cuestión anexa a la rutina. Este año tan particular, la huerta escolar no se detuvo. Gustavo Hernández, el profesor a cargo, lo continuó en su casa y produjo los plantines. El miércoles convocamos a las familias y comunidad educativa. Pusimos mesas en la puerta de la escuela y posibilitamos que cualquier persona se llevara su plantín para generar huertas familiares en toda la ciudad. Sirve para el paradigma de la soberanía alimentaria, la agroecología, la alimentación saludable, de aspectos de carácter social comunitarios», explicó Fabricio Oyarbide, representante legal de la Mutual. 

En años anteriores, a los egresados del secundario se les entregaba un plantín de especie nativa (ombú o ceibo) para que tuvieran un recuerdo de la escuela.

Este año decidieron cambiar eso: se lo entregarán a las familias que ingresan al nivel secundario como parte de ese acto que suponemos podremos hacer con algún grado de presencialidad, y que ese ombú revista una línea de vida temporalmente corta que permita atender con los cuidados propios del hogar y de la comunidad en que cada uno está, para poder estudiar y avanzar a la par de ese ejemplar.

«Será parte del aprendizaje intrafamiliar y la representación simbólica de lo comunitario, de cómo se produjo, de los cuidados, la paciencia», continuó. 

Esta vez, además, la entrega coincidió con la constitución de la Red de Huertas Escolares que Saint Exupery impulsó junto a otras escuelas de gestión social y estatal y la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Mar del Plata.

«Es un pasito más para advertir que el año que viene la intención es crecer en forma asociativa con otras escuelas. La experiencia de hoy fue el corolario del año para materializar una experiencia educativa», indicó a la agencia ANSOL.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

Agencia de Noticias Solidarias

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud