Luego de la sanción de las modificaciones a la Ley 27.506 de Régimen de Promoción de Economía del Conocimiento. Las voces de referentes cooperativos de la Industria del Software y dirigentes sindicales de la Unión informática. ¿Qué trae la nueva Ley?

23 de octubre de 2020, CABA (Ansol).- En junio del 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri, se había aprobado la Ley 27.506 de Régimen de Promoción de Economía del Conocimiento.

Sin embargo, apenas asumido el presidente Alberto Fernández, desde el Ministerio de Desarrollo productivo manifestaron su intención de suspender la aplicación de dicha norma que debía comenzar a regir desde enero de este año, y así se hizo a partir de la Resolución 30/2020 de dicho ministerio.

Cambia, todo cambia

El pasado 8 de octubre, la Cámara de Diputados aprobó las modificaciones que había dispuesto el Senado y actualizó la ley que regula la Industria de la llamada Economía del Conocimiento, la cual según distintas estimaciones privadas, factura U$$ 3.000 millones anuales.

Ansol dialogó con diferentes representantes del sector cooperativo y sindical para conocer sus miradas sobre las modificaciones introducidas.

“Desde nuestro sindicato, acompañamos plenamente las modificaciones introducidas. Estábamos expectantes de su sanción. Agradecemos la escucha del presidente de la Comisión de Comunicación Informática, Pablo Carro. Creemos que se introdujeron cosas importantes como la obligación de mantener la nómina de trabajadores para mantener los beneficios, la diferenciación entre empresas grandes y chicas respecto a la exención de Ganancias que beneficia a las Pymes, el cupo de mujeres y disidencias en empresas; y también, que el Consejo Consultivo creado por la Ley pase a ser un Comité Ejecutivo con carácter vinculante”, desarrolló Ignacio Lonzieme, Secretario General de la Unión Informática (UI), el gremio mayoritario de los trabajadores del sector hoy.

El peso de las Mipymes en el sector es potente. Según Pablo Vannini de gcoop, la reconocida empresa de software libre, más del 70 por ciento de las empresas de la industria informática tienen menos de 9 empleados, y emplean a una gran proporción del personal activo total, lo cual reafirma la importancia en la división de los pequeños emprendimientos con las llamadas empresas unicornio.

“En ese Consejo vinculante se van a escuchar a científicos, actores de la Industria del Conocimiento, y desde allí construir herramientas de capacitación y promoción de la industria”, amplió Damián Curt Katz, Secretario Gremial de la UI.

Desafíos para el Desarrollo

Desde gcoop, resaltan la importancia de discutir dos temas: la mejora de la balanza comercial desde la actividad, y el rol del Estado. En el primer caso, suele remarcarse que el sector del software representa el tercer lugar en las exportaciones argentinas en la actualidad, sin embargo, Vannini advirtió en El Cohete a la Luna que si bien las exportaciones crecen, también lo hacen las importaciones pues existe mucha dependencia comercial y requerimientos de mano de obra tecnológica calificada para recibir licencias, patentes o servicios que se contratan en dólares.

Además, remarcó la importancia de contratar servicios locales –como las licencias de Software- desde el Estado para asegurar la Soberanía Tecnológica y el desarrollo local. Como ejemplo negativo, resalta el sistema de Trámites A Distancia (TAD) que fue desarrollado en el exterior. Una mayor sustitución de importaciones emerge como un reclamo necesario desde el sector.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

rf

Editor Ansol

Ver todos los posts

Agencia de Noticias Solidarias

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud