Así lo afirmó Jorge Chemes, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) durante la conferencia de prensa compartida con SRA, FAA y CONINAGRO. “La mayoría de granos los tienen las multinacionales, y los pocos en manos de productores, no se van a vender porque hoy son reserva de valor”.

9 de octubre de 2020, CABA (Ansol).- Apenas 5 días se cumplieron de la promulgación de los Decretos 789 y 790/20 del Gobierno Nacional que modificó los derechos de exportación a la producción de soja y sus derivados, las llamadas retenciones, y los reintegros a la exportación de insumos industriales y bienes manufacturados.

Los 3 puntos de rebaja durante 3 meses como anuncio político realizado por los funcionarios a la expectativa de lograr una liquidación de cosecha que permita el ingreso de entre 3 y 4.000 millones de dólares –y aliviar la crisis de divisas del BCRA- provocaron reacciones en todo el arco político y económico.

En ese marco, volvió a ganar protagonismo la Mesa de Enlace, que reúne a las cuatro entidades de principal representación de productores agropecuarios: Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria Argentina (FAA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro).

El armado político del ruralismo realizó una conferencia de prensa hoy para manifestar sus posiciones sobre las medidas del gobierno, el problema de la escasez de divisas, las presiones devaluatorias y su agenda para la post-pandemia.

“Con el pie izquierdo”

El presidente de la SRA, Daniel Pelegrina, expresó una síntesis de los vaivenes en la relación del agro con el gobierno: “Arrancamos con el pie izquierdo con la recomposición de las retenciones apenas asumió Fernández. Reaccionamos con el cese de comercialización de alimentos, pero luego hubo otros gestos e iniciamos un diálogo con el propósito de que el gobierno entienda la importancia de potenciar nuestro sector, construir una agenda con el Mercosur, impulsar las exportaciones. Hay muchos dólares disponibles debajo del colchón, sólo hace falta más confianza para invertir”.

Además, el dirigente rural se refirió a las acusaciones sobre su sector por los aumentos en los precios de los alimentos y el inicio de una aceleración inflacionaria: “No es nuestra culpa. Ya se ha probado que limitar y restringir exportaciones con más presión impositiva fracasa como mecanismo de control de precios internos. Hay que probar lo contrario. Además, no olviden que una gran parte del precio de la comida se va en impuestos y en el sector de comercialización, nuestra proporción es baja”.     

“Nos vienen a buscar”

El tono más crítico de las exposiciones fue de Jorge Chemes, el presidente de la CRA quien apuntó con fuerza contra “las políticas anti-campo” del gobierno nacional: “Hay un ansia de un sector de tener revancha por el 2008 y la 125. Tienen un diagnóstico tan equivocado de la realidad, a veces, que asombra. Pero lo cierto es que nos atacan, nos persiguen, pero cuando las papas queman, vienen a buscar los dólares del campo. Bueno, sepan que nosotros no los tenemos, a esta altura los granos los tienen las multinacionales. Los pocos que les quedan a los productores los van a a guardar como reserva de valor”.

Además, habló sobre la estigmatización social que sufre su sector, y atacó el Aporte Solidario Extraordinario –el llamado “Impuesto a las Grandes Fortunas”- como medida para sortear la crisis: “Durante esta cuarentena hemos visto ataques a silobolsas, quemas de campos que nos perjudican, robos de ganado, nos tratan de avaros, especuladores, terratenientes, es increíble tanta estigmatización a un sector tan noble como el agropecuario. El gobierno tiene responsabilidad en esto, por las concepciones equivocadas que refuerza: con el amague de Vicentin, con el impuesto a las grandes fortunas nos afecta directamente, y grava al capital cuando lo correcto sería gravar renta. Tenemos muchísimo capital en activos con rentabilidad muy baja en el agro”.

Una apuesta al cooperativismo

El titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, ofreció una mirada más ecuánime con la administración de Fernández y eligió resaltar la importancia de fortalecer el asociativismo como camino para fortalecer el crecimiento del sector agroindustrial: “El cooperativismo es el camino de las economías regionales. La presión impositiva estatal y la concentración de la tierra han llevado a las pequeñas producciones a tener dificultades para subsistir, pero aún así creemos que la asociación es el camino. Tenemos un ejemplo muy bueno, y es el de nuestro sector vitivinícola de Cuyo asociado a las cooperativas francesas. Allí, nuestros productores aportan la ruta de exportación a Brasil, y ellos, hacia el mundo asiático. Este entramado es lento, como todo en la política exterior, pero es fructífero”.

Libertad de acción para el 12-O

Finalmente, y al ser consultado por la adhesión a las manifestaciones del próximo banderazo del 12 de Octubre impulsado por sectores de Cambiemos, el referente de la FAA, Carlos Achetoni, manifestó: “No lo estamos impulsando, hemos dado libertad de acción a los productores que quieran manifestar su descontento”. Además, pidió actualizar el Fondo de Emergencia para el sector, congelado desde 2009.

Además, todos los integrantes –excepto la SRA que no forma parte del armado- evitaron polémicas mayores con José Martins, del Consejo Agroindustrial argentino, y confirmaron su presencia en la reunión del próximo 14 de octubre para acercar posiciones y escuchar los planteos del gobierno.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

rf

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!