Así lo expresa Juan Manuel Rossi, presidente de la Federación de Cooperativas Federadas, sobre la modificación del esquema de retenciones sobre productos agropecuarios que dispuso el Gobierno Nacional.

8 de octubre de 2020, CABA (Ansol).- Los Decretos 789 y 790/20 promulgados en el Boletín Oficial modificaron el esquema de retenciones a la exportación de productos del campo, agroindustriales, así como también a los bienes del sector manufacturero. En concreto, introdujeron una baja de 3% en el mes vigente para la soja y sus derivados, planteando una recuperación escalonada hasta enero de 2021. Además, se fijaron en 0% la alícuota de Derecho de Exportación para mercaderías, y en cuanto a los reintegros de las exportaciones se llevó a 7% para las manufacturas industriales, y 5% para insumos elaborados.

La Argentina atraviesa una crisis económica severa a causa de la pandemia de COVID-19 y efectos de arrastre de los últimos 4 años, y uno de los frentes abiertos, tiene que ver con la reserva de dólares.

El nivel de drenaje de las reservas del BCRA en los últimos meses y la presión devaluatoria de distintos sectores económicos, a partir del ensanchamiento de la brecha cambiaria entre el oficial y las otras variantes del dólar, ponen en jaque la débil reserva de divisas del país para enfrentar la reconstrucción post-pandemia.

He ahí la clave de las medidas tomadas, con las que el Gobierno espera recaudar ahora entre 3 mil y 4 mil millones de dólares por la liquidación de los agroexportadores.

Apoyo con mesura

Desde la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe) saludaron la medida aunque no guardaron señalamientos críticos en relación a la política del gobierno hacia el sector agropecuario. Su presidente, Juan Manuel Rossi, señaló: “Es positiva la segmentación de retenciones, es una pelea nuestra de hace muchos años, y creo que el gobierno lo tomó por presión de las organizaciones. Esto estaba en la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva del año pasado, aunque tuvo idas y vueltas”.

Además, remarcó la necesidad de que la iniciativa se transforme en política pública: “Segmentar todos los impuestos según el tamaño del productor. Ese debe ser un principio rector”.

Sin embargo, el dirigente agrario no guardó críticas al impacto que conllevará la baja de retenciones a la soja para el resto de los productores: “Esto genera desequilibrios. Es un beneficio para las multinacionales, está claro que el gobierno necesita los dólares. Pero a los productores más chicos, las empresas exportadoras nos compraron con 33 de retenciones, y ahora lo venden al 30, eso implica un traslado de renta y ganancia para esos sectores”.

Y finalizó advirtiendo sobre el impacto en el resto de los sectores de la producción del agro: “Hay otro desajuste: dado que aumentaron los commodities hoy la producción de cerdo, carne, pollo queda con rentabilidad negativa. Se están liquidando stock, y bien sabemos, que cuando el alimento se pone caro, se generan este tipo de problemas. La macroeconomía afecta claramente a distintas producciones en todo el país”.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

rf

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!