Flavia Terigi propone agrupamientos flexibles de acuerdo a conocimientos previos de los y las estudiantes. Por qué las escuelas de gestión social podrían ser la punta de lanza. 

5 de octubre de 2020, CABA (Ansol).- Comunidades educativas comienzan a preguntarse cómo será la vuelta a las aulas una vez que sea cuidado para estudiantes, docentes, no docentes y para el conjunto de la población, y encuentran aprendizajes de la pandemia que podrían consistir en avances pedagógicos respecto de la prepandemia. 

Como parte del ciclo de conversaciones promovido por la Asociación Civil Educación de Gestión Social, la pedagoga Flavia Terigi, decana de IDH -Universidad Nacional General Sarmiento, ponderó las experiencias de escuelas surgidas por iniciativas populares para dar el debate sobre cómo volver. 

Terigi resaltó, en primer lugar, que durante este tiempo, docentes han mostrado a las familias los modos como intervienen frente a las tareas de los chicos para convidar a las familias esas formas pedagógicas. 

También expuso que se está compartiendo el trabajo entre docentes y que se está reflexionando acerca del trabajo áulico tal vez más que antes de la pandemia. 

Así como aseguró que falta bastante para poder volver a la escuela de forma segura, afirmó que queda una “enorme pregunta didáctica: Cómo tenemos que pensar la enseñanza y los agrupamientos de nuestros alumnos y nuestras alumnas cuando volvamos”

Explicó que la clásica sección escolar en la que la planta docente de una escuela se autoriza de acuerdo a un plan de estudios y una cantidad de secciones, “no se pudo sostener tan claramente en esta etapa”. 

Contó que en muchas escuelas se avanzó hacia formas de trabajo compartido que permitiera distribuir de algún modo el trabajo con los chicos y las chicas desmontando los supuestos grupos unificados a los que da lugar la sección escolar.

“Cuando volvamos, ¿qué? ¿La unidad organizacional va a seguir siendo la sección escolar? Venimos trabajando en la enseñanza simultánea: un maestro, una maestra, un profe, que hace un diseño de trabajo con el conjunto. Es enseñar lo mismo a todos al mismo tiempo con algunas variaciones, por supuesto, pero pensando en el avance de un proyecto de trabajo con el grupo completo. No sé si va a ser posible durante cierto tiempo y no sé si es deseable”, lanzó.

Así, propone reagrupamientos que respeten los cuidados que probablemente continúen tras la aplicación de la vacuna, y que permitan pensar en “esquemas rotativos e inclusive en esquemas individualizados”. 

“¿Y si pensamos en secuencias de agrupamientos flexibles? Se dice fácil, parece difícil. Yo veo una ventaja en agrupamientos flexibles, si de verdad son flexibles: puede ser internamente más homogeneo durante un cierto tiempo, respecto de alguna característica que nosotros transitariamente querramos poner en primer término”, explicó.

Así, los grupos podrían armarse según temas, áreas o proyectos y estudiantes que no hayan podido conectarse sistemáticamente podrían estar juntos, por ejemplo. 

“Tal vez algunos precisen reponer el recorrido de enseñanza que tuvo lugar y para algunos pudo haber sido muy fragmentario”, explicó. 

También dejó en claro que la docencia también es distinta entre sí, en tanto pueden existir diferentes fortalezas, trayectorias o intereses personales, y que podrían respetarse para potenciar las enseñanzas. 

“Si no vamos a tomar esa decisión, que puede ser que por distintos motivos no se pueda tomar, quizás tengamos que proponernos seriamente comenzar a aprender algo sobre los saberes didácticos construidos en situaciones de enseñanza en la que la enseñanza simultánea es oficialmente imposible: el plurigrado de la escuela rural pequeña o las escuelas de gestión social”, ejemplificó Terigi. 

Evaluaciones

La preocupación por los modos de evaluar en este nuevo posible esquema se podría resolver repensando la idea de progreso: “Se reagrupa con una cierta lectura de cuáles son los aprendizajes que los chicos van logrando. Se precisaría un acuerdo de trabajo de todos quienes forman parte de la institución. Los estudiantes son de todos”, expuso. 

En ese sentido, agregó: “Todo eso supone una mirada evaluativa, atenta a las señales que los chicos y las chicas están aprendiendo. Tiene que ver con las preguntas que formulan, con las ayudas que puedan dar a una compañera o un compañero, con lo que pidan seguir haciendo”. 

Ese es uno de los puntos por los que cree que las escuelas de gestión social pueden hacer aportes a la educación en pospandemia. 

Gestión social 

Las escuelas de gestión social son parte de la educación pública, con la distinción de haber surgido por preocupación de determinadas comunidades  no tener el lucro como fin. Según la pedagoga, lo constitutivo de estas entidades puede ser parte de la solución y de los avances en las educación pospandemia. “Muchas de estas escuelas tienen en su visión fundacional la preocupación por construir una escuela que acoja a todos. Es una fortaleza”, comenzó. 

“Muchas escuelas ya hacen agrupamientos flexibles”, agregó. Lo que cree que habría que sumar es la sistematización de esas prácticas para poder ser compartidas.

En tercer lugar, resaltó la forma de construir vínculos con las familias. Por otro lado, enfatizó en la importancia de las relaciones de la escuela con las organizaciones comunitarias: “Son muy importantes en el sostenimiento de las trayectorias escolares”. 

También subrayó el vamos pensando. Terigi encontró que las escuelas de gestión social no se quedan con la definición inicial sobre el proyecto educativo, sino que lo ponen a prueba. 

Por último, reflexionó sobre la necesidad de preguntarse cómo hacer de la escuela un lugar donde se pueda elaborar la experiencia. “Hay una puja por cómo se lo entiende: ¿un problema sanitario, civilizatorio, económico? Si va a estar en juego la interpretación, encuentro una potencialidad: en muchas escuelas de gestión social está instalada en el centro la preocupación por la constitución de sus alumnos como sujetos políticos. Son escuelas que no van a estar asustadas de que se dé la discusión”, concluyó.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!