La Cooperativa Social de Monte Grande reconvirtió sus actividades e inició la venta de verduras congeladas al público, mientras sostiene los talleres de carpintería y textil. “Tratamos de salir adelante, y por suerte, nos está yendo bien”, relató su presidenta Griselda Balmaceda.

22 de septiembre de 2020, CABA (Ansol).- La cooperativa social Lilikelen ha decidido sumar la venta de verduras congeladas a sus actividades como mecanismo de sustentación frente a la caída de sus actividades en el marco de la pandemia que ha puesto en jaque al sector, sus trabajadores y trabajadoras –con ayuda de la Red de Cooperativas Sociales-

Tratamos de dar respuesta a la población padeciente de adicciones, discapacidad y violencia de géneros. Nuestros asociados y asociadas son ex o usuarios de nuestro Hospital de Día, así hay 5 mujeres que salieron de violencia familiar, personas privadas de su libertad, todas asociadas y trabajan”, cuentan en Lilikelen.

Esta cooperativa social ayuda a enfrentar problemas de la población del sur. “Nos está yendo bien con las verduras, vendemos a público en general y a los comercios de cercanía. Además, tenemos un Hospital de Día que sostiene sus actividades, y nuestros talleres de carpintería y textil, este último un poco más parado”, desarrolló Grisela Balmaceda, su presidenta.

“Abordamos la problemática del sufrimiento subjetivo, discapacidad mental e intelectual”; indican las redes y página web de presentación de la cooperativa, que nació en 2011 como iniciativa de un grupo de padres preocupados por los consumos problemáticos en sus familias. 

Lilikelen cuenta con, además de su organización terapéutica y productiva, un convenio con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación que sostiene un CAJ (Centro de Acceso a la Justicia) en su sede; y con oferta de prácticas y residencia universitaria para las carreras de Medicina, Psiquiatría, Psicología, Nutrición y Enfermería.

Actores múltiples, historias comunes

Las Cooperativas de Actores Múltiples entraron en el vocabulario del INAES de una vez y para siempre.

Ayer mismo, el organismo realizó una actividad junto al Programa de Mercados de Cercanía del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación destinada a entidades del subsector, y se multiplicaron las iniciativas de regulación de la legislación que, por ejemplo, permitan que las personas discapacitadas inscriptas como monotributistas sociales puedan trabajar, y a la vez, sostener sus pensiones. La Red de Cooperativas Sociales, que integra experiencias de todo el país y se extiende a Brasil y Uruguay, sostiene este reclamo hace tiempo frente a la Andis (Agencia Nacional de Discapacidad).     

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

rf

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!