En una reunión con campesinos y campesinas, el presidente Alberto Fernández y el ministro Luis Basterra presentaron un plan de inversiones y prometieron la duplicación del presupuesto para la Secretaría de Agricultura Familiar. El plan Semillar, para la seguridad alimenticia.

9 de septiembre de 2020, CABA (Ansol).- “Ayer, en el marco del Día del agricultor y la agricultora familiar, llevamos al presidente el tema de la reglamentación de la Ley 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina, y el presidente se comprometió a hacerlo”, contó Mercedes Taboada, referenta del MNCI-VC de Florencio Varela. 

Durante una reunión virtual del Consejo Nacional de la Agricultura Familiar, de la que participaron Alberto Fernández y el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, y representantes de 20 organizaciones de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena, se presentó un plan de inversiones para el fortalecimiento de ese sector por un monto total de $12.781 millones.

Desde el Estado prometieron incrementar fuertemente el presupuesto de la Secretaría de Agricultura Familiar: se estima que tenga un incremento de 119% en 2021, alcanzando los 2863,6 millones de pesos.

“Las necesidades son muchas. Por ejemplo, si bien en este momento estamos atravesando una pandemia, vemos que hay algunos compañeros que no son hortícolas y no son esenciales, como los floricultores, y necesitamos que se conozca su situación”, explicó la referenta del Movimiento Nacional Campesino Indígena – Vía Campesina.

En esa línea, resaltó: “La ley de Agricultura Familiar en sí nos beneficia por la suspensión de desalojos, el acceso a la tierra para los productores, que un agricultor familiar tenga tierra para vivir y producir con su familia”. 

Durante la reunión, Fernández afirmó: “Cada argentino merece tener la posibilidad de crecer donde nació, de estudiar en el lugar donde nació, de hacer una familia donde nació, de tener trabajo donde nació, de disfrutar, de pasarla lindo en el lugar donde nació. Ese debería ser un objetivo que todos tenemos que meternos en la cabeza”.

Asimismo, las organizaciones campesinas hicieron hincapié en la importancia del programa Semillar: “Va tomando color para que este arraigo se siga dando con algunas medidas con la construcción de escuelas y hospitales, con mercado interno, con conectividad”. 

Semillar trata de promover un sistema de producción de semillas que permita la adaptación a los diversos territorios y climas de Argentina, así como la multiplicación en territorio y el rescate de variedades locales. Taboada complementó: “Garantiza que la semilla sea de calidad, que dé buen rinde, que germine bien y que ayude a cuidar la diversidad, lo que enriquece a la población campesina”. 

Acerca de la posibilidad de dialogar directamente con el presidente de la Nación, describió: “Sentí que estaba con una persona loable, daba la impresión de estar sentada con un compañero más, y me dio la esperanza de que eso por lo que venimos luchando desde hace un montón de tiempo está más cerca: la soberanía y la seguridad alimentaria”. 

“Lo que queda, para la agricultura familiar, es conseguir una reforma agraria integral y popular, que sería la frutilla de la torta”, concluyó la campesina.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!