Lo afirmó Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación ayer en el encuentro virtual Pensar la Postpandemia con las herramientas de la economía popular, social, solidaria y sustentable. Alberto Gandulfo, titular de la Conami, contó cómo puede ayudar el microcrédito.

31 de agosto de 2020, CABA (Ansol).- Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social, participó de un conversatorio junto al titular de la Comisión Nacional de Microcrédito, Alberto Gandulfo, y organizaciones sociales vinculadas a las finanzas solidarias.

Con el objetivo de pensar alrededor de las experiencias de financiamiento de la economía popular, social y solidaria. SEJ, SES y La Base, que contó su experiencia con la cooperativa Muchas Nueces.

https://www.facebook.com/watch/?v=226874568739960&extid=jw30wAkfed8mouMq

El ministro explicó que la política de su cartera se está centrando en la producción de alimentos de la agricultura familiar y la economía popular con calidad nutricional, y que aspira a que a fin de año, haya 50 por ciento de recursos para la asistencia alimentaria y 50 por ciento para el trabajo.

“El año que viene, el eje será el trabajo”, aseguró.  Por eso, dijo que serán claves la economía popular, la economía social y solidaria, el microcrédito, el desarrollo local, las cadenas productivas, el programa Potenciar Trabajo. 

Como afirma desde hace un año, durante la campaña electoral, ve cinco sectores fundamentales para la reactivación económica desde abajo: la construcción, la producción de alimentos, la actividad textil, la economía del cuidado y el reciclado.

Además, recordó que el Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular facilitó que muchas personas accedan al monotributistas sociales, puedan facturar y registrarse formalmente. 

Así, se centró en las finanzas solidarias y afirmó: “Hace falta masificar el sistema de microcréditos”. Arroyo apuesta a esta herramienta para generar trabajo y para desendeudar a las familias, por lo que siempre resalta que hacen falta tasas de interés realmente bajas, simbólicas, y esta vez agregó que tienen que fortalecer el trabajo asociativo.

“El nivel de deterioro social requiere cambios estructurales profundos”, afirmó.

Alberto Gandulfo, titular de la Conami, celebró el crecimiento que vio en cada experiencia y afirmó: “El problema es la economía altamente concentrada, las grandes corporaciones”. Por eso, propuso: “Tenemos el compromiso de construir otra economía”. 

Leila Litman, de La Base, contó que realizan finanzas solidarias y acompañan a empresas recuperadas, cooperativas de trabajo y emprendimientos asociativos para fortalecer esas experiencias. Tienen fondos rotativos propios desde 2005 y de Conami desde 2009. 

“Financiamos cooperativas de producción de alimentos mientras intentamos colaborar en su fortalecimiento”, contó. Además, financian el acceso a las compras públicas del Estado en sus distintos niveles y buscan nuevas estrategias técnicas y financieras para lograrlo.

Quieren llegar a nuevos territorios, más allá del Área Metropolitana de Buenos Aires y Rosario. Así, vienen acompañando nuevos procesos de recuperación de las empresas 1893 y Gotan. Por último, contó su trabajo junto con Muchas Nueces, cooperativa editorial a la que ayudaron a reimprimir y editar nuevos libros.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!