El dato se desprende del informe Situación y perspectivas de las cooperativas y organizaciones de la ESS en tiempos de pandemia COVID-19  presentado por el Centro de estudios Urbano Rurales y el área de Desarrollo Regional y Economía Social del CONICET 

28 de agosto de 2020, CABA (Ansol).- “La emergencia sanitaria y el consecuente Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) ocasionados por la pandemia de COVID-19 agudizó las problemáticas sociales, económicas y políticas que enfrentaba la Argentina a inicios del 2020″,
comienza el informe de CEUR/Conicet, que relevó entre mayo y junio de este año, la opinión de 65 personas: 22 funcionarios, dirigentes del sector y docentes o académicos; y 43 asociados de distintos tipos de organizaciones: mutuales, cooperativas agropecuarias, de trabajo, de vivienda, de consumo, servicios públicos, crédito, entre otras.

El grupo de Desarrollo Regional y Economía Social –DRyES- del CEUR/CONICET emprendió un relevamiento con el fin de conocer la situación del sector cooperativo y de la ESS, a través de la voz de sus protagonistas en relación con sus principales problemáticas, las estrategias desarrolladas y sus propuestas y proyecciones futuras.

El relevamiento incluye testimonios de organizaciones de Buenos Aires, CABA, Santa Fé, La Pampa, Chubut, Formosa y Misiones; y está estructurado en distintos apartados: impacto del ASPO en el sector, medidas de contención de los diferentes niveles estatales, cambios y adaptaciones, y proyecciones futuras.

Cifras y necesidades

En el estudio se destaca una cifra que se le atribuye al presidente del INAES, Mario Cafiero, cuando se refiere al “cooperativicidio” en tiempos de Macri: 20.000 cooperativas que fueron dadas de baja en el período 2015-2019, además de subrayar una caída en la facturación durante ese período que, en algunos casos, llegó hasta el 60 por ciento.

Por otro lado, se registra una actitud positiva de parte de las entidades hacia la reconversión durante la pandemia, y así lo demuestran las más de 500 organizaciones registradas solidariamente para la fabricación de insumos médicos vitales. También se destacan otras iniciativas estatales, como la llevada adelante por la Dirección Provincial de Acción Cooperativa del Ministerio de Salud del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que firmó convenios para la producción de 200 mil barbijos quirúrgicos y 140 mil equipos de protección médica.

Pocas veces son consideradas como prioritarias a la hora de diseñar y desarrollar estrategias de desarrollo productivo territorial y/o definir políticas macroeconómicas; su incorporación suele resultar marginal o a destiempo”, figura como una de las conclusiones de un estudio que afirma que el 50 por ciento de la población argentina está vinculada directa o indirectamente con el mutualismo y el cooperativismo, y resalta dos necesidades fundamentales para el futuro: una nueva legislación para el cooperativismo, y la creación de un Banco de la Economía Social y Solidaria de la República Argentina.

El informe completo.

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!