El estudio del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos analiza los montos del alquiler del predio, la construcción de instalaciones y stands, los servicios de limpieza, seguridad, entre muchísimos otros movimientos. Además, el impacto en el ingreso de divisas.

21 de agosto de 2020, CABA (Ansol).- La Feria Internacional de Libro de Buenos Aires centraliza la atención sobre la cultura durante un mes, pero también activa la economía.

El Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos y la Fundación El Libro estudió el impacto de la Feria sobre la actividad cultural, pero también alrededor de ella.

A partir de la edición de 2019, el IMFC encontró que en su construcción trabajaron más de 70 empresas para cubrir 14 mil metros cuadrados, que se suman a la logística, transporte, seguridad, higiene, salud, trabajo directo para 8 mil personas.

Además, fuera de la Feria, se activan el transporte, el servicio hotelero, la gastronomía, el turismo, prensa, publicidad, comunicación.

Por el predio de la Sociedad Rural circularon en 2019 más de un millón de asistentes en veintiún días de duración.

En los tres días previos se realizan las Jornadas Profesionales, un importante ámbito de negocios, capacitación y vínculos en las que confluyen más de 10 mil profesionales (editores, libreros, agentes, bibliotecarios, etc.).

María Teresa Carbano, presidenta de la Fundación El Libro, contó: En el informe realizado por los economistas del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos se lee cómo una veintena de resortes económicos son puestos en acción y cuánto significan”.

Divisas

Los profesionales y autores del exterior, la inversión del a Ciudad Invitada de Honor y la exportación de libros generaron ingresos millonarios de divisas. En la última edición, Barcelona invirtió poco más de 7 millones de pesos argentinos debido a su stand, actividades, gestión de librería y alojamientos. La facturación por libros exportados, que superaron las 10 toneladas, se estimó en más de 24 millones de pesos.

Un círculo económico cultural

Carbano también resaltó la importancia de la circulación de recursos que se impulsan desde el propio sector cultural: “Una de las cosas más distintivas y a veces desconocida es que la Feria no se hace con subsidios gubernamentales ni privados; que es la propia industria del libro quien la sostiene. En ese sentido, creemos que el Informe ayudará a entender lo que la Feria representa para la Ciudad y para la Argentina, y sobre la necesidad de políticas estatales de mayor compromiso con ella. Sobre todo, después de cuatro años de retroceso del negocio del libro y de un quinto de parálisis casi total por la pandemia”.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!