Iucoop, Idelcoop, la Universidad Pedagógica Nacional y el Istlyr presentaron un cuadernillo para pensar cómo abordar esta problemática como política pública.

20 de julio de 2020, CABA (Ansol).- El Instituto Universitario de la Cooperación junto a la Universidad Pedagógica y el Instituto Superior de Tiempo Libre y Recreación presentó un cuadernillo Servicios de Cuidado para la primera infancia. Orientaciones para el sector cooperativo.

En la charla que se transmitió por el Facebook de Iucoop y el canal de Youtube Unipe, moderó Violeta Boronat Pont, participaron: uno de los Centros Siempre creados a instancias del Sistema Nacional de Cuidados de Uruguay; Little Pioneers de Reino Unido y se presentaron los resultados del proceso de Investigación realizado en el marco de la 4ta. convocatoria del Programa de Cooperativismo y Economía Social en la Universidad de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación que dio origen al Cuadernillo.

Gabriela Buffa, del equipo pedagógico del Idelcoop, dialogó con ANSOL sobre el cuadernillo y los desafíos que se abren.

“Hay una confluencia de factores. Por un lado, la propuesta concreta de realizar esta propuesta en el SPU viene de la federación Faess por el vínculo con el Instituto Movilizador. Luego se armó el equipo entre Idelcoop, Iucoop, la Unipe y el Instituto de Tiempo Libre y Recreación para llevar adelante el proyecto. Sin embargo, también tiene que ver con inquietudes propias que fuimos construyendo en los espacios de géneros del movimiento cooperativo y por fuera”, explicó.

El presidente de la Federación de Entidades Solidarias de Salud, Ricardo López, quien también es secretario de Cooperar e integrante de IHCO, la sectorial de cooperativas de Salud de la Alianza Cooperativa Internacional, acercó ideas conocidas en otras regiones del mundo para abordar las problemáticas de cuidado y el cuidado de primera infancia en particular. 

“Hay que pensar desde nuestro país y desde el cooperativismo qué podemos hacer: si se pueden crear nuevas cooperativas a estos efectos”, propuso Buffa.

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social abrió algunos espacios para que esto se propague, tales como las mesas del asociativismo, donde algunas son específicas para cuidados y géneros. Esto se suma a las mesas interministeriales.

Hoy el Estado hizo foco en el cuidado de la tercera edad y las discapacidades, pero Buffa consideró que el cooperativismo puede hacer su aporte para pensar también a las infancias.

“Las cooperativas de servicios públicos pueden estar en condiciones para llevar adelante un servicio de cuidados, con integración a nivel municipal”, adelantó Buffa.

En el mismo sentido, mencionó a las cooperativas de trabajo, pero subrayó: “Va a hacer falta apoyo y financiamiento porque estamos en una situación de crisis muy grande. Ya hay muchas cooperativas que tienen dificultades para funcionar. Ninguna cooperativa de trabajo pequeña o mediana sola podría hacer grandes cosas al respecto. Hay que apostar a la integración y ver qué se puede hacer en cada lugar puntualmente”. 

Los cuidados en el centro

“En el sistema capitalista y patriarcal, el capital es más importante que la vida. Se fue poniendo de relieve que el trabajo no remunerado de las mujeres es lo que sostiene el funcionamiento de todo el sistema y esa desigualdad en los roles de género, junto a otras desigualdades, permite que se reproduzca la fuerza de trabajo”, explicó Gabriela Buffa. 


El lucro no es lo que tiene que mover a la organización ni al trabajo. La reproducción de la vida es más importante que la reproducción del capital

Gabriela Buffa

“Desde la economía feminista se puede tirar del hilo y ver todo el valor económico que generan las mujeres en un sistema que entiende que el rol de la mujer es ser madre, tener hijos y cuidarlos. En este sentido intenta aportar para desfeminizar y desprivatizar los trabajos de cuidado”, agregó.

Por eso una apuesta es que se reconozcan las tareas de cuidado y a quienes las realizan, que haya igualdad en la distribución de esas tareas; por eso también, la importancia de tejer redes desde la economía social y el cooperativismo: “Hay mucho encuentro entre los valores del cooperativismo y los postulados de los feminismos”.

En ese sentido, Buffa especificó: “El lucro no es lo que tiene que mover a la organización ni al trabajo. Lo que permite ver con claridad la situación de la pandemia es que los procesos que sostienen la vida son más importantes que la reproducción del capital. Resolver las necesidades de forma colectiva tiene que ser el eje de organización de la economía. Hay que dejar de correr detrás de una economía que destruye y excluye”. 

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!