El resto de lo cultivado por estos trabajadores de la economía popular pudo ser absorbido por cooperativas de consumo.

4 de mayo de 2020, CABA (Ansol).- “Tiramos toda la producción de flores de corte. Al no ser una producción de primera necesidad, los floristas no pueden trabajar y se pierde todo”, contó Andrea, del Frente Agrario Evita de Florencio Varela.

El Frente Agrario Evita es parte de UTEP Rama Rural y la Vía Campesina.

Estiman que para cada cultivo de la producción nacional se perdió entre el 90 y 95. Entre el 5 y el 10 por ciento pudo ser absorbido gracias a cooperativas de consumo.

“Estamos mandando ramos de flores a distintas cooperativas de capital como Consol y en Florencio Varela incluimos junto con la entrega de bolsones de verdura, pero es muy grande la pérdida florícola”, continuó Andrea en diálogo con ANSOL.

La cooperativa de consumo Consol repartió una flor por cada pedido de sus asociados para colaborar con los productores y fomentar la compra solidaria y comunitaria de ramos a través de su web.

Así, esperan también coordinar con otras organizaciones que se sumen a esta campaña solidaria.

Muchos florícolas alquilan la tierra y no pueden más que construir una casilla de madera y nylon.

Ahora comienzan a preparar la producción para octubre y el Día de la Madre.

“Tenemos que depender del Estado, por una parte. Algunos están plantando hojas como lechuga y acelga para consumo propio y para vender”, contó Andrea.

La falta de conectividad dificultó también inscribirse al Ingreso Familiar de Emergencia por la complejidad del trámite. “Apenas con el Salario Social Complementario estamos pudiendo paliar la situación”, concluyó Andrea.

Permitida su reproducción parcial y/o total, citando debidamente la fuente.

sa

Imagen: Maida, productora del Movimiento Nacional Campesino-Indigena de Alte. Brown

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!