Buscan profundizar la organización de cada comunidad para conseguir más alimentos y trabajar en torno a la promoción de la salud, además de ir a por obra pública “de pico y pala”. “Esta pandemia tiene que ser una enseñanza”, aseguró Gildo Onorato.

7 de abril de 2020, CABA (Ansol).- En la sede nacional de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) se realizó un encuentro entre las principales organizaciones de los Movimientos Populares y el Equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia para establecer lineamientos de trabajo y evaluar las acciones del gobierno hasta el momento.

“Nos juntamos porque tenemos un interés común, un trabajo comunitario que se articula mucho en el territorio, sobre todo con las parroquias. También le damos prioridad a la agenda comunitaria como un factor de articulación con el Estado para construir soluciones para las problemáticas alimentarias y sanitarias que demandan una articulación conjunta. Hoy se decidió hacer pública esta reunión, pero tenemos muchas”, contó a ANSOL Gildo Onorato, que estuvo presente en representación del Movimiento Evita.

También estuvieron Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la UTEP, Dina Sánchez (Frente Popular Darío Santillán), Norma Morales (Barrios de Pie), Juan Grabois (MTE), Luciano Alvarez (CCC), Ramiro Geber (Movimiento Popular La Dignidad) Marianela Navarro (FOL), los padres: Tano Angelotti (La Matanza), Pepe Di Paola (San Martín), Charly Olivero (CABA) y el obispo Gustavo Carrara.

Onorato explicó a ANSOL que la demanda alimentaria se incrementó enormemente “porque se acercan trabajadores y trabajadoras que tradicionalmente no asistían a comedores”.Ante esa necesidad, continuó Onorato, la red comunitaria es un instrumento de cercanía, un primer contacto local de contención.

Sin embargo, enfatizó que la economía popular precisa implementar mayor cantidad de alimentos para tener más incidencia en la dieta diaria de las familias.

“Nos preocupa porque cuando termine la pandemia, la pobreza va a continuar y se va a profundizar teniendo en cuenta los indicadores económicos”, aseguró. 

En la reunión se coordinaron las acciones de las organizaciones que tienen presencia real en el territorio y se acordó articular la petición de refuerzo alimentario y otros tipo de recursos necesarios para el abordaje de la pandemia en los barrios populares y en los sectores populares del campo y de la ciudad.

Se acordó seguir impulsando comités de emergencia por barrio y localidad para coordinar acciones en cada uno de los territorios.

Tres líneas de acción

El referente del Movimiento Evita dio detalles a ANSOL: “Es fundamental articular tres líneas de trabajo. Primero, la promoción de políticas de salud con promotores que formen parte del propio barrio y se capaciten y tengan un acceso económico o sean los propios compañeros de los programas sociales. Necesitamos también una política muy fuerte de infraestructura social, con obra pública de baja escala -de pico y pala decimos nosotros- para que se pueda reavivar rápidamente la economía. Es un camino para generar rápidamente muchos puestos de trabajo con mejoras habitacionales, con mejoramiento de calles y otras obras. La tercera línea es la de las brigadas que resuelven cada una de las emergencias. Esta pandemia tiene que ser una enseñanza, como lo fueron las inundaciones en La Plata. Brigadas de defensa civil articuladas con las cooperativas de desmalezamiento y limpieza para generar cercanía con la ciudadanía”. 

Los problemas fundamentales que se expusieron están vinculados a la cuestión alimentaria y sanitaria, para la cual se necesita afianzar un esquema de de prevención y atención a la población general y otro para los grupos de riesgo, sumado a un esquema de reactivación económica para la Economía Popular.

También se abordó la situación de grupos especialmente vulnerables como son los migrantes, la gente en situación de calle, quienes están atravesando una situación de adicción y las personas privadas de la libertad.

La reunión sirvió para reafirmar y reforzar la visión que tenemos en conjunto sobre la importancia de una comunidad organizada porque las instituciones estatales solas no alcanzan para enfrentar la crisis.

“Hoy estuve en una reunión del comité de emergencia de la localidad El Peligro, de La Plata. Estuvieron las autoridades de la salita, los delegados de los movimientos, pasaron los bomberos. Estamos tratando de hacer en cada localidad una articulación para que toda la comunidad sea parte, independientemente de la filiación política. Esto demanda una articulación muy profunda con los actores que están en los territorios. Los comités locales permiten esa cercanía para hacer realidad el compromiso con los vecinos, que es lo que necesitamos”, concluyó Onorato. 

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!