Lo aseguró Carolina Brandariz, directora del área de Cuidados Integrales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. En esta nota se explayó sobre las articulaciones que están llevando adelante para que haya agua potable y ambulancias en los 4500 barrios populares y la importancia de que se permita el trabajo de las organizaciones en los barrios para garantizar la alimentación.

26 de marzo de 2020, CABA (Ansol).- “En el marco de esta pandemia, lo primero que se puso en relieve es la necesidad de democratizar los cuidados, de que haya una corresponsabilidad y de interpelar al Estado para que se haga cargo de los cuidados”, explicó Carolina Brandariz, directora de Cuidados Integrales a la Agencia de Noticias de la economía social, solidaria y popular.

En este contexto de cuarentena, la Dirección piensa en el abordaje especial para los barrios populares. “Una cosa es hacer cuarentena en una casa con condiciones de alimentación, de higiene buenas y otra hacerlo donde se resuelve lo alimentario en el ámbito comunitario”, sintetizó Brandariz ante ANSOL.

Para esos espacios, piensan cómo sostener la apertura de comedores y merenderos para la entrega de viandas. También desarrollan una política de promotores comunitarios que distribuyan artículos de higiene y que mapee la población de riesgo en los 4500 barrios populares registrados en 2018.

La Dirección de Cuidados Integrales, en el marco de la Secretaría de Economía Social en el Ministerio de Desarrollo Social destina sus políticas fundamentalmente al sector de la economía popular, aquellos que fueron reconocidos con el Salario Social Complementario a fines de 2016.

“Por lo general son las mujeres las más humildes y las que menos pueden acceder a un servicio de cuidado, quienes más cuidan”, explicó Brandariz.

Ante el histórico problema de que no entren ambulancias a esos barrios por estigmatización o por la propia forma de urbanidad, con pasillos angostos, la Dirección está articulando con Rafael Klejzer y Daniel Menéndez, integrantes de la UTEP por los movimientos La Dignidad y Barrios de Pie, así como funcionarios del Ministerio de Desarrollo, para que las ambulancias populares entren al barrio y trasladen a personas enfermas.

“A su vez, estamos tratando de contactarnos con aquellos resortes del Estado que deben garantizar el agua potable, por ejemplo Aysa, para resolver que los barrios populares que no tienen agua potable sí puedan hacerlo, al menos, en este contexto”, aseguró a ANSOL.

El gran temor es que la falta de agua aumenta los factores de riesgo para esa población y, en consecuencia, del conjunto de la sociedad.

Otro problema estructural es el económico, ya que, como aseguró Brandariz a ANSOL, el 40 por ciento de la población vive de ingresos económicos no formalizados, no tiene licencias por cuidado, por ejemplo.

Ayer fueron detenidos en el Barrio Carlos Mugica (Villa 31), pero también en el interior del país, trabajadores que sostienen comedores. “Nosotros advertimos mucho que el barrio tiene que tener atención especial respecto de la cuarentena porque son personas que resuelven necesidades básicas alimentarias. Así como muchas escuelas están abriendo las puertas para garantizar la entrega de alimentos, tanto de la Ciudad, como en otras jurisdicciones, es muy importante que así como está marcado en el decreto presidencial de que aquellos sectores que llevan adelante trabajo social en comedores y merenderos se pueda tener en cuenta la realidad del barrio respecto de necesidades básicas en lo comunitario”, sostuvo la directora de Cuidados Integrales.

A pesar de todo esto, Brandariz cree que esta crisis jerarquizó el cuidado. “Lo que se tiene que venir es la valorización”, consideró. “Nuestra sociedad va a ser muy distinta después de esto que estamos atravesando. Nos damos cuenta de lo importante que es cuidarnos a nosotros mismos para poder cuidar al conjunto y condenamos socialmente a aquellos que son descuidados con el conjunto, como quienes burlan el decreto presidencial y el planteo de cuidar al conjunto”, agregó.

“Tengo muchas esperanzas de que el cuidado se jerarquice y observo que se está jerarquizando. Me parece que se tiene que valorizar y que todos tenemos que hacer visibles lo que las mujeres solemos hacer históricamente”, apuntó por un lado, y por otro, concluyó: “Es muy importante atravesar esta crisis de ese modo, que podamos acompañarnos, cuidarnos solidariamente, amorosamente”.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!