Nuevo Amanecer pudo vender 3500 litros de leche en un día y 1200 de yogur gracias a la tarjeta para madres de chicos menores de seis años. La ayuda recibida para la recuperación es devuelta con calidad y buenos precios.

16 de marzo de 2020, CABA (Ansol).- La cooperativa Nuevo Amanecer le está devolviendo en forma de calidad y buenos precios los gestos que tuvieron vecinos de Mar del Plata y Tandil a los trabajadores que estaban recuperando la empresa láctea tras la quiebra patronal.

Gracias a la tarjeta Alimentar, que llegó a Mar del Plata la semana pasada y vio interrumpida su entrega por los cuidados frente a la pandemia del Coronavirus, Nuevo Amanecer vendió, por ejemplo, 3500 litros de leche y 1200 de yogur en un día.

Esta mañana, sin embargo, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, confirmó que la tarjeta se continuará entregando con el mismo cronograma, aunque no presencialmente.

La tarjeta Alimentar se entrega a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo para la compra de comida. “La gente va a lo básico, compra alimentos de primera necesidad: de acá se van todos con las bolsas llenas de leche”, sintetizó Fabio Pandiani, presidente de la cooperativa láctea, ante 0223.

José Miranda, asociado a la cooperativa que hace siete años recuperó la empresa láctea, contó a ANSOL: “Es algo muy bueno para nosotros y para la gente también. Cuando este gobierno asumió lo llamó a Fabio Pandiani, presidente de Nuevo Amanecer, y a otras cooperativas para que seamos proveedores del Estado”.

Sostener los objetivos y cumplirlos

“Nuestro margen de utilidades no es mucho, pero nos permite cumplir con nuestro fin que es generar puestos de trabajo y sostener la calidad y precios”, resumió Miranda a esta Agencia de Noticias.

Durante la recuperación, la fábrica de Mar del Plata, que produce leche envasada, crema, postres y flanes, no estuvo mucho timepo parada, pero sí con poca producción. La de Tandil, en cambio, estuvo un año y medio sin producir, hasta que siete trabajadores la pusieron en marcha.

Con el tiempo alcanzaron ya 120 asociados a la cooperativa de trabajo bajo el criterio de que se fueran sumando los exempleados de Amanecer.

Crisis láctea

“La industria láctea tiene meses complicados y meses buenos. Suele haber faltantes de leche”, explicó Miranda a ANSOL. Sin embargo, rescató también que la empresa recuperada ha logrado perfeccionar las áreas: la de compras, mediante el trabajo con un veterinario; la de elaboración, con una ingeniera que trabaja todos los días con los asociados.

Antecedentes

Esa empresa se fundó en 1939, con plantas en las ciudades bonaerenses de Mar del Plata y Tandil, y en 2012 fue abandonada por sus dueños con deudas a proveedores y a trabajadores, quienes la recuperaron en formato cooperativo y obtuvieron la matricula un año después.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!