Los trabajadores de Virrey del Pino pasaron 10 meses cerrados por una denuncia de una ONG de Villa Gesell. La semana que viene inaugurarán una carnicería móvil para sumarse al plan contra el hambre. Irán, también, hacia una carne agroecológica.

11 de febrero de 2020, CABA (Ansol).- Después de estar 10 meses cerrado, el frigorífico recuperado La Foresta, reabrirá, se pondrá a producir, inaugurará una carnicería móvil para sumarse de hecho al Plan Argentina contra el Hambre, rearmará un movimiento productivo agroalimentario y piensa en producir carne agroecológica.

El año pasado el frigorífico recibió una denuncia ambiental que terminó con su clausura, en abril de 2019.

Para Marcelo Yaquet, trabajador de La Foresta, la clausura no fue transparente: una ONG de Villa Gesell, con un buffet de abogados de La Plata hizo una denuncia ambiental que terminó en un juzgado de San Martín. No los clausuró ni Acumar, ni Senasa, ni el Registro Único de la Cadena Agroalimentaria. “No fue algo lógico. Ni siquiera fue una ONG de la zona, de Virrey del Pino o de La Matanza”, sintetizó Yaquet. 

“Estamos pensando en una red de carnicerías populares para poder también brindar una carne accesible y discutir con el gobierno y los ministerios y el Senasa cómo avanzar con una carne agroecológica”

Marcelo Yaquet, trabajador del frigorífico La Foresta.

El frigorífico contra el hambre

Sin embargo, en esos 10 meses, se pusieron a tiro nuevamente y piensan comenzar con 120 trabajadores en la primera faena. Envasarán hamburguesas y, en la misma línea, preparan un trailer para usar como carnicería móvil en los distintos municipios que realicen ferias.

“La idea es tener un precio accesible y plantear que desde los trabajadores podemos ir a los barrios para el consumo de carne vacuna. Creemos que va a ser un aporte de hecho a la política del gobierno nacional del programa Contra el Hambre”, explicó Yaquet a ANSOL.

Lo aprendieron tras los diversos verdurazos que realizaron en los últimos años los trabajadores de la tierra. A través del Foro Agrario, Soberano y Popular, conectaron con ellos, pero también con pescadores.
Piensan, en conjunto, profundizar la articulación y generar un gran movimiento que incorpore a los campesinos, a los frigoríficos, a los pescadores, pero también a todo el agregado de valor en la cadena de producción alimenticia y comercializadoras y organizaciones de consumo de la economía social, solidaria y popular.

Carne agroecológica

“Estamos pensando en una red de carnicerías populares para poder también brindar una carne accesible y discutir con el gobierno y los ministerios y el Senasa cómo avanzar con una carne agroecológica”, adelantó Yaquet a ANSOL. Según el trabajador de la carne, esto se tiene que dar en un proceso de transición, y confía en tener el apoyo de los organismos estatales. “Hay que estudiar los costos, ver ćomo desarrollarlo, pero la Argentina debe meterle cabeza a esta transición”, declaró.

La carne agroecológica, explicó, tiene que ver con cómo alimentar al animal: “Tiene que haber una producción a pastura y una terminación con un suplemento agroecológico. Necesitamos una alimentación sana, saludable y sabrosa. Eso va en contrapunto con las grandes corporaciones frigoríficas”, concluyó. 

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

Agencia de Noticias Solidarias

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!