Se trata de Devoto, que en esa localidad cordobesa emplea a más de 500 personas, produce dulce de leche, vasos para lácteos, genera trabajo para personas con discapacida y brinda servicios como el agua potable, internet, entre muchos otros. Un consejo para crecer: no mirarse el ombligo.

11 de febrero de 2020, CABA (Ansol).- Devoto es una localidad del departamento San Justo, al nordeste de la provincia de Córdoba, de más de 7020 habitantes, pero también es un Grupo Cooperativo Mutual que emplea a casi el 10 por ciento de esa población. “Dejame que seamos 7020, porque tenemos las ventajas del pueblo”, piensa Mingo Benso, gerente del Grupo.

Sin embargo, el pueblo tendrán un supermercado. “Estamos en un proyecto conjunto de construir una proveeduría. Estamos haciendo el edificio. Vamos a poner lo que normalmente se llama supermercado en un edificio que hemos construido, de unos 2000 metros cuadrados. Va a ser bastante significativo”, contó Benso.

Tenemos un principio fundamental que es la creación de fuentes de trabajo

Mingo Benso

Cómo enfrentar la restricción de dólares

Como el Estado obliga a liquidar los dólares, la cooperativa tiene la obligación de liquidarlos. Por eso forjó un sistema de prefinanciación. “Ya sabemos cuánto vamos a exportar en el próximo tiempo. En el año 2019 exportamos aproximadamente un poquito más de un millón y medio de dólares. Ya sabemos cuánto nos entra por mes. Es como que esa exportaciones, es como si se las vendiéramos al banco Credicoop, que te cobra una tasa. A medida que llega el dinero, se va cobrando el dinero que te anticipó”, explicó a ANSOL.

https://www.youtube.com/watch?v=DRu8_2Qb8BY

Con esos dólares anticipados, compran nuevas maquinarias. “Las retenciones hacen que vos no puedas esperar cobrar una factura para utilizarlo porque tenés solo cinco días. Entonces, de alguna manera, utilizamos este sistema que es la prefinanciación en dólares, total ya sabemos que son dólares que los vamos a producir en el exterior, porque ya sabemos cuánto vendemos aproximadamente”.

El Grupo Devoto

Está formado fundamentalmente por la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos, una mutual que tiene una serie de servicios como construcción de vivienda, ayuda económica, un salón social donde se hace cultura, estamos adheridos a la parte educacional (hacemos universidades a distancia; después,  la cooperativa de servicios públicos, entidad que tiene agua potable, internet, televisión por cable y un sistema de telefonía corporativo; la Cooperativa Agropecuaria de Productores y Consumidores tiene actividades de producción y servicios como una fábrica de envases plásticos termoformados, una fábrica de dulce de leche, una fábrica de boslas de polietileno, una fábrica de botellitas para yogurt y una empresa de transporte que tiene unos 15 camiones.

https://www.youtube.com/watch?v=pclA97kxFho

Integra también el grupo cooperativo Fundesol, una entidad que hace fundamentalmente apoyo escolar primario a personas con algunas discapacidades; otra cooperativa vinculada al mismo tema, Soy Vos, de trabajo para personas con discapacidad; una cooperativa que se llama el Progreso el Devoto Limitada, que atiende el único hotel que hay en el pueblo, que lo alquila y lo atienden los asociados de la cooperativa, tiene una fábrica de ropa deportiva y publicitaria, con más de 60 asociados, una recuperadora de polietileno que tiene alrededor de 15 asociados y tiene el trabajo de fabricación de bolsas de polietileno y un grupo de trabajo de albañiles que hacen mantenimiento y reparación a locales, empresas y personas de Devoto, y nos ayuda a la construcción de viviendas que hace la mutual.

300 personas trabajan directamente relacionadas el Grupo Cooperativo Mutual y alrededor de 200 son las que se relacionan por medio de trabajos indirectos, mientras factura más de 100 millones de pesos al mes y produce, por ejemplo, 35 millones de vasos mensuales, así como 650 toneladas mensuales de dulce de leche para helado que le venden a Grido y a Freddo.

Un principio fundamental

“Nosotros tenemos un principio fundamental que es la creación de fuentes de trabajo. Devoto es un pueblo muy chico, de tan solo 7 mil habitantes, pero precisamente no se destaca porque las empresas se instalen en nuestro pueblo. No hay ninguna posibilidad de que una empresa de afuera se venga a instalar a Devoto porque no les damos las condiciones”, explicó Mingo Benso a ANSOL.

https://www.youtube.com/watch?v=VoWjrj_oKG0

Por eso, tienen que generarse sus propias fuentes laborales: “Acá van a trabajar mis hijos, mis nietos, los hijos del vecino, los familiares”. De ahí que aseguró a esta Agencia de Noticias: “Nosotros, como principios, si le tuviéramos que agregar algunos a los principios mutuales y cooperativos, que me parecen fabulosos y me parecen realmente la verdadera revolución social que producen el cooperativismo y el mutualismo, agregaríamos a eso la necesidad de la creación de fuentes de trabajo para que trabajen las propias personas de Devoto”.

Un consejo

“Si puedo dar algún consejo, tiene que ver con la necesidad de sacarnos el egoísmo de arriba”, afirmó Benso ante ANSOL. “A veces sentimos que esta es nuestra cooperativa y al momento de tener que unirnos con otra es como si la defendiéramos. Yo creo que tenemos que tener una apertura muy fuerte, muy grande, porque este tema de que la unión hace la fuerza es realmente en serio. Es así. Este tema de unirnos, juntarnos, necesita que nos despojemos de algunos egoísmos”.

Así, ejemplificó: “A veces veo dos cooperativas que hacen más o menos lo mismo. La pregunta es ¿por qué no nos unimos o por qué no se unen?”.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

sa

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!