La discusión sobre la generación de alimentos de calidad y bajo precio, en el marco de la campaña contra el hambre, puso de relieve el ejemplo de la fabricación de salsa de tomates que realiza la Unión de Trabajadores sin Tierra de Mendoza (UST). Los tomates se comercializan en las redes de comercio de la economía popular, y uno de los principales clientes es Mauro Colagreco, elegido el mejor chef del mundo, por el restaurante francés Mirazur”. “El 50 % del tomate triturado que se consume en nuestro país es importado de Italia”, le dijo a Ansol, Diego Montón de UST-MNCI.

16 NOV 2019 CABA (Ansol) Recientemente el gobierno nacional ha dejado trascender que volcará una gran cantidad de recursos para generar proyectos productivos que puedan generar alimentos de calidad y a bajo costo. El discurso del Presidente Alberto Fernandez en su asunción también revalorizó y mostró la importancia que el nuevo gobierno le dará a la economía popular.

Uno de los ejemplo exitosos que comunica el gobierno es el que comenzaron durante la crisis del 2001 los trabajadores que se agruparon en la Unión de Trabajadores sin Tierra de Mendoza (UST), y lograron montar una fábrica que hoy produce una salsa de tomate reconocida en todo el mundo.

“En los inicios de la organización, durante el año 2000, había una gran crisis de trabajo en el campo y de alimentos. También, estaba el desafío de agregarle valor al producto, y generar trabajo. Inicialmente se habían generado grupos que estaban mayoritariamente compuesto por mujeres que elaboraban la salsa como tradicionalmente se hace en Mendoza. Y eso con el tiempo -al ir desarrollándose más la organización- se planteó la idea, el proyecto, de abrir fabricas pero con la característica de que fuesen locales. Al contrario de como se ha hecho en Mendoza a lo largo del tiempo, donde hay un sector de la agro industria concentrado que absorbe tomate pero también tiene el poder de fijar precio y siempre tira abajo el precio a los pequeños productores de tomate. Y, por otro lado, la gran mayoría de los productores -en su mayoría arrendatarios- también avanzaron en la producción de plantines para tomates bajo cubierta, con vivero. Y eso coincidió con el año 2004 con un Estado que miraba la Economía Social y tuvimos aportes importantes”, contó en diálogo con la Agencia de Noticias Solidarias, Ansol, Diego Montón, dirigente de la UST-MNCI.

Sobre las características de la producción, Montón expresó: “La fábrica está enclavada en la zona productiva y funciona con una dinámica cooperativa de trabajo. Además está unida a la producción de plantines y tomates de grupos de campesinos, y contó con la herramienta del microcredito y eso nos permitió hacer inversiones en la tecnología necesaria”.

En la fábrica que está ubicada en el norte de Mendoza, en el pueblo de Jocolí, departamento de Lavalle, casi al límite con San Juan, trabajan unas 23 trabajadoras. A ellas, de forma indirecta, se suma los trabajadores que cultivan plantines.

La comercialización se realiza a través de las redes de la economía popular, como: las redes de “Comercio Justo”, y en los almacenes de la Unión de Trabajadores de la Tierra.

“El 50 % del tomate triturado que se consume en nuestro país es importado de Italia. Nosotros estamos convencidos que el sistema que montamos en Mendoza, es fácilmente multiplicable en varios puntos del país”, marcó Montón.

Como cliente el mejor chef del mundo

Recientemente el diario LA NACION informó que desde el Ministerio de Desarrollo Social: “pusieron como ejemplo el emprendimiento de la Unión de Trabajadores Rurales Sin Tierra – MNCI Via Campesina (UST) , de Mendoza, que le vende tomates en conserva al chef argentino Mauro Colagreco, elegido el mejor chef del mundo, por el restaurante francés Mirazur”. 

En relación a este caso que los hizo famoso, Montón contó que fue clave la ayuda que les brindó en su momento el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), con la certificación del producto. “Nosotros desarrollamos tecnología con el INTI, que son maquinarias para la pequeña escala, han ido garantizando la calidad del proceso y ellos certificaron nuestra calidad del producto que es la salsa de tomate de las mejores que hay en el país”.

Alberto y la Economía Popular

En su discurso de asunción ante los legisladores, en el Congreso de la Nación, el Presidente Alberto Fernandez habló en varios pasajes sobre la Economía Popular y la Agricultura Familiar. Sobre esta situación, Diego Montón consideró: “El discurso de Alberto es un gran paso adelante. Y hoy, este discurso, viene a consolidar -ya lo veniamos sientiendo de Daniel Arroyo- el rol estratégico que cumple la economía popular, y concreta mente la agricultura familiar en la lucha contra el hambre y en el arraigo, en la producción de trabajo genuino. Hay una avance sustantivo en la constitución de políticas públicas concretas para viabilizarlas. Ya no es una cuestión asistencial, sino entendiendo el rol económico, productivo, y también social en cuanto a la producción de alimentos saludables”, finalizó ante Ansol el referente de la UST que también integra el Movimiento Nacional Campesino Indígena.

Permitida la reproducción total y/o parcial citando correctamente la fuente.

ft

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!