Lo aseguró el Director de Economía y Administración de Empresas de la Universidad de Quilmes durante el II Congreso de Economía Social y Solidaria. Ciencia, tecnología y Universidad para el desarrollo territorial de la Economía Social y Solidaria fue uno de los ejes centrales del Congreso desarrollado «La respuesta a la emergencia implica considerar al sector y al campo de la Economía Social y Solidaria que aporta a las soluciones. El problema es la concentración económica».

23 SEP 2019 CABA (Ansol) Universidad, Ciencia y Territorio para el fortalecimiento de la Economía Social y Solidaria fue uno de los ejes destacados del II Congreso de la Economía Social y Solidaria que se desarrolló en la Universidad de Quilmes (Unqui).

La temática fue debatida en dos paneles específicos. La primer mesa se denominó Ciencia y Tecnología para la ESS, y estuvo integrada por Fernando Peirano (UNQ); Marita Benavente (UNSJ); y Roberto Salvarezza (Diputado Nacional). En tanto que la segunda mesa
«Universidad como derecho y ESS», contó con la participación de Eduardo Rinesi (UNGS); Yamile Socolovsky (IEC-CONADU); y Rodolfo Pastore, anfitrión por la Unqui.

«El balance es muy positivo porque es un salto cuantitativo y cualitativo respecto del primer Congreso, y del trabajo que se viene haciendo: equipos universitarios y la Red Universitaria en Economía Social y Solidaria -RUESS- en articulación con cooperativas y mutuales, federaciones, confederaciones, y realmente que está dando resultados muy importantes en los territorios y que muestra que otra ciencia, otra tecnología y otra universidad son necesarias para desarrollar otra economía», expresó Rodolfo Pastore de la Unqui.

Rodolfo Pastore, UNQUI.

También en el marco del Congreso se logró el «Acuerdo Cooperativo Sindical Universitario, Contra la inflación organización: Alimentos saludables, precios justos y consumo responsable», que consiste en la articulación entre los dos gremios mayoritarios de los trabajadores universitario, FATUN (Federación Argentina del Trabajador de las Universidades Nacionales) y Conadu (Federación Nacional de Docentes Universitarios), que acompañan la iniciativa de representantes de los sindicatos de base de los/as trabajadores de UNQ y UNICEN. para que los alimentos lleguen a precios más accesibles a los trabajadores universitarios. Participó, Carlos De Feo, Secretario General de CONADU.

Propuestas públicas

«Surgen iniciativa de políticas publicas que es importante que se pongan en relevancia. En primer lugar: atender la emergencia alimentaria, la emergencia sanitaria y laboral, y en ese sentido las políticas sociales van a ser centrales en la nueva etapa. Pero también que esa respuesta a la emergencia implica considerar al sector y al campo de la Economía Social y Solidaria que aporta a las soluciones. El problema es la concentración económica, y la financiarización», expresó Rodolfo Pastore.

El próximo Congreso -se decidió en el encuentro de Quilmes- se desarrollará en 2021, en la Universidad del Centro en Tandil (Unicen).

Roeberto Salvarezza, Diputado Nacional.

Permitida la reproducción total y/o parcial citando correctamente la fuente.

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

Agencia de Noticias Solidarias