*Por Hugo Cabrera, en Autogestión para Otra Economía

Las cooperativas autogestionadas venimos atravesando la crisis como producto de una serie de factores. El primero es la apertura de importaciones que nos hace competir con empresas de países donde no se respetan los derechos laborales. El segundo, la caída del consumo ante la disminución del poder adquisitivo de la clase trabajadora. El tercero, la devaluación que impacta directamente sobre los costos de los insumos dolarizados y la energía. Cuarto, los constantes tarifazos sobre los servicios públicos.

La dependencia generada por no haber industrializado el país, así como la crisis energética nos sumerge en estas condiciones que solo genera hambre por un lado y ganancias extraordinarias para los sectores financieros, energéticos y para los pooles exportadores de cereales.

La recesión se profundiza por las políticas del Fondo Monetario Internacional, que hoy controla la economía argentina tras la decisión gubernamental de pedir los mayores préstamos que este organismo otorgó en su historia. El endeudamiento atravesará la política argentina mientras no haya una voluntad férrea de cambiar el rumbo.

La unidad como destino

Ante este panorama, las cooperativas debemos trabajar fuertemente en un proceso de unidad con otras organizaciones para poder llevar adelante planteos en todo lo que puede ser el fortalecimiento de la autogestión, las cooperativas y los emprendimientos populares.

Apostar a esa unidad significa poder llevar adelante un modelo de desarrollo con políticas públicas para el sector, una nueva legislación que nos contemple y el mejoramiento de los aspectos tecnológicos y energéticos, poder lograr crédito y financiamiento. Tiene que ser uno de los sectores de impulso en sustitución de importaciones que logre paliar las consecuencias del endeudamiento.

Solo con capacitación en tecnología, energía, crédito, comunicación, administración y comercialización podremos afrontar este proceso, por lo que el sector universitario también es un agente clave que se articule con las cooperativas tecnológicas para ligarlo a un plan estratégico en el que haya trabajo para todo el mundo.

Apostar a esa unidad significa poder llevar adelante un modelo de desarrollo con políticas públicas para el sector

Una economía de los trabajadores y trabajadoras

Tenemos que trabajar más intensa y extensamente hacia adentro del sector cooperativo para tejer nuevas redes de intercambio. De igual manera, tenemos la posibilidad concreta de vincularnos con otros sectores del mundo gracias a las relaciones acumuladas tras cada Encuentro Internacional Economía de los Trabajadores y las Trabajadoras, donde se forjó una red de cooperativas a nivel internacional.

Los sectores llamados de la Economía Popular amplían el campo y enseñan sobre formas de organización, así como las cooperativas autogestionadas le pueden transmitir a su vez una experiencia de organización y lucha que genere sinergia en ambos sentidos.

Tenemos que trabajar más intensa y extensamente hacia adentro del sector cooperativo para tejer nuevas redes de intercambio

La necesidad de capitalización para inversión nos obliga a dar un paso más y llevar las articulaciones hacia el sector de las cooperativas y mutuales de crédito que pueden estar planificadas estratégicamente para desarrollar tecnología y energías limpias y renovables. Con todo el conocimiento de los investigadores universitarios y el trabajo en unidad de nuestras cooperativas autogestionadas actuales y por venir es posible romper con la dependencia y construir Otra Economía que satisfaga todas nuestras necesidades y permita que este pueblo sea soberano de sus decisiones.

*Hugo Cabrera es presidente de Fedecaba

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

Agencia de Noticias Solidarias

Enrique Palmeyro: Red de Asistencia Técnia a la Economía Popular

[VIDEO] Enrique Palmeyro cuenta el trabajo de la RATEP ( Red de Asistencia Técnia a la Economía Popular) y cómo articulan la tecnología con las demandas de tierra, techo y trabajo. 🎬¿Teoría y acción pueden ir de la mano?

Posted by AnSol on Wednesday, August 7, 2019