Gabriela Nacht, investigadora del Centro Cultural de la Cooperación, se refirió al vínculo entre ese término y la economía social y solidaria. 

15 Enero, CABA (Ansol).- «La meritocracia es un concepto que está en las antípodas de la economía social y solidaria. Como descripción de la realidad y valor a seguir, no tienen nada que ver con el sector. Supone que somos todos individuos aislados y que luego de desarrollarse como individuos nos vamos encontrando unos con otros. Nosotros reconocemos que toda economía nos hace interdependientes. No hay manera de vivir individualmente. Lo que proponemos es: ya que vivimos todos juntos, organicémonos sin dejar a nadie afuera», desarrolló Gabriela Nacht en diálogo con la Agencia de Noticias de la Economía Social, Solidaria y Popular.

Para ella, la meritocracia naturaliza la miseria y no hace nada con eso: «En la economía social y solidaria, cuando vemos gente pobre nos damos cuenta de que nos estamos organizando mal. Son dos lógicas diferentes. Una se para en lo individual y la otra en lo colectivo. No es un problema moral, sino metodológico. Desde nuestro movimiento decimos que la eficiencia y la democracia son dos cosas que necesitan ir juntas para existir».

Por último, concluyó: «La meritocracia es mentirosa e ineficiente. Los números del hambre, de la miseria, de la pobreza y de la concentración hablan a las claras de cómo es el mundo meritocrático en el que vivimos».

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud