(Ansol).- Los trabajadores de la cooperativa de carreros y cartoneros La Esperanza, se movilizaron a la sede del municipio de Córdoba para exigir la continuidad del Programa de Servidores Urbanos, que daba empleo a 250 familias.

“Reclamamos el pago del mes de enero y febrero que fueron realizados y que están impagos. Al subir a la explanada de municipalidad salió el grupo de Infantería de la Policía y comenzaron a reprimir. Hay una compañera  embarazada que recibió un golpe en la cabeza y fue trasladada de urgencia, y le tuvieron que hacer 20 puntos de sutura”, dijo a Ansol, Ignacio Andrés, miembro de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (Faccyr).

En este sentido, desde la organización señalan que esta medida unilateral es una respuesta por parte del municipio, afín al gobierno nacional, a la participación de este sector cooperativo en las movilizaciones de fin del 2017 contra la Reforma Previsional.

“No hay diálogo, no nos reciben, y su única respuesta es la represión. La gente trabajó enero y febrero y no van a cobrar. Esto es intento de disciplinamiento, porque otras cooperativas que no han movilizado sí han recibido su pago”, afirmó Andrés a esta agencia.

Por último, desde Faccyr señalaron que realizarán una denuncia penal contra la subsecretaría de Desarrollo Social municipal, ya que no hay justificación alguna para la decisión tomada, mientras que también buscarán dar con los responsables de la represión a la que cataloga como “ilegal”.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud