(Ansol).- El gobierno de Bolivia anunció, a través del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, que el país realizó el 95 por ciento de los alimentos que consume, cerca de 18 millones de toneladas, lo que equivale a un incremento en la producción de más del 200 por ciento en relación al 2006.

La autosuficiencia se logró, afirmaron, a partir de las políticas implementadas por el gobierno, que dio lugar a un crecimiento en productos como la papa, cuya cosecha aumentó de 8.016 a 1 millón de toneladas, de cebolla de 50.000 a 80.000 toneladas y de tomate de 43.000 a 61.000 toneladas, logros posibles gracias a la duplicación de los territorios cultivables.

Mientras tanto, en Argentina se está debatiendo los alcances de las importaciones en alimentos y bebidas, que para el primer trimestre del 2017 subió un 42,4 por ciento en volumen, unas 348 mil toneladas, mientras que un 28,5 por ciento en valor, alcanzando los 440 millones de dólares, en relación al período anterior.

Las bebidas y vinagres registraron un alza de 120 por ciento en las cantidades importadas, seguidas por lácteos, 123 por ciento, carnes, 72 por ciento, principalmente porcina y hortalizas, con un 38 por ciento, datos que revelan cómo Argentina ha ido perdiendo en el último tiempo su rol internacional en la producción de alimentos.

Cabe destacar, que ha habido un enorme impacto laboral por estas políticas de ingreso indiscriminado, ya que el rubro de alimentos y bebidas ha sido el segundo sector, luego de los productores de bienes de capital, con mayor cantidad de despidos, con 7402 empleados cesanteados, sin contar aquellos que no estaban formalizados.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud