(Ansol).- Con la planta en pleno funcionamiento, los empleados de la textil Globito retomaron la actividad con el compromiso del dueño de pagar parte de los sueldos adeudados y de retirar la denuncia policial en su contra, tras la ocupación realizada el jueves pasado, para impedir el vaciamiento del establecimiento.

“Desde el año pasado nosotros vimos cosas extrañas, movimientos raros como la venta del inmueble donde estábamos y pasar a uno alquilado. A partir de ahí, echó a las cinco personas sin pagarles nada y empezamos a ver menos producción, y en junio del año pasado presenta convocatoria de acreedores. Dejó de comprar materias primas, dejó todo. Nosotros ahí ideamos una línea económica para salir de la situación usando retazos de tela que teníamos y fue un gran éxito. Y llegamos a marzo y nos pagó el 23 por ciento del salario de febrero”, dijo a esta agencia la trabajadora de la textil, Sandra Sayar.

La medida de fuerza tomada por los empleados el jueves pasado contó con el apoyo de numerosas fábricas recuperadas, como el restaurante Los chanchitos, las gráficas Suarez, Proyecto Coopar y Campichuelo entre otras, la presencia de la Federación de Cooperativas Autogestionadas de Buenos Aires (Fedecaba) y el Sindicato de Cortadores de Indumentaria, que permitió llegar a un acuerdo con el empresario, que finalmente dejó en manos de los trabajadores la sede ubicada en el barrio porteño de Paternal.

Autogestión de hecho y a un paso de la cooperativa

“En este momento estamos pensando formarnos como cooperativa, porque cuando él pidió la quiebra, el juez no se la dio, y le dio un salvataje de cinco días hábiles para que venda la empresa o que los trabajadores formemos una cooperativa. Sabemos lo que cada uno tiene que hacer en su trabajo y estamos yendo en esa dirección”, señaló Sayar a Ansol.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud