(Ansol).- «No es sólo una manera orgánica de producir usando los recursos locales, también implica meternos en otras etapas del proceso productivo, como la compra comunitaria, que rompe con los modos de comercialización más tradicionales y abaratar costos organizándonos todas las familias de la zona», aseguró Alejandro Caminos, presidente de la Asociación Civil Getal, una de las organizaciones fomentó la siembra.

La plantación de mil árboles (damascos, manzanos, cerezos, almendros, ciruelos, nogales, olivos, perales y uvas) también fue impulsada por la Radio Local Paravachasca y al Colectivo Progresista Anisacate, en conjunto con Getal.

Según informó Parachavasca, los árboles plantados (damascos, manzanos, cerezos, almendros, ciruelos, nogales, olivos, perales y uvas) fueron comprados de manera comunitaria por 180 familias de la zona para apuntalar la producción ecológica de alimentos, reforzar los lazos vecinales -y con la naturaleza-, y promover la repoblación vegetal en la provincia más deforestada del país: se calcula que en la primera mitad de 2015 se desmontó el equivalente a siete estadios de fútbol por día, seis veces mayor al promedio mundial

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud