(Ansol).- El colectivo, integrado hoy por nueve socios, tiene su local a un kilómetro del Aeropuerto Ignacio Agramonte y se suma a las cooperativas no agropecuarias permitidas desde 2012 mediante el Decreto Ley 305 que impulsó empresas de gestión no estatal dedicadas a la producción de bienes y a la prestación de servicios.

Esos cambios en la gestión de la economía generaron «un mayor sentido de pertenencia y se mejoraron los servicios», aseguró en diálogo con Ansol Alexis Bombale Roque, de la Asociación Nacional de Agriculturas pequeñas (ANAP), meses atrás.

Según el portal Adelante.cu, durante la reunión de la IX Comprobación Nacional de Control Interno, auspiciada por la Contraloría General de la República, se debatió sobre las cuestiones de responsabilidad y se planteó la necesidad de resolver la problemática económica que atañe al sector que aplica esta nueva modalidad.

El Pollito

«Aceptable» fue la calificación que puso la Contraloría a esa cooperativa no agropecuaria dado los resultados favorables apreciados en la Sucursal Palmares, tras minuciosos controles.

«La Contraloría llegó en un momento en que le da fe y más confianza a los socios para seguir hacia delante en el proceso de implementar la cooperativa», expresó Yulet Raspal Docampo, cocinero de El Pollito.

«Sabíamos que este control era también de ayuda hacia algo nuevo que surge y el país tiene mucho empeño de que avance», aseguró el contador del restaurante.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud