(Ansol).- «Las primeras versiones e imágenes apuntan a que es la policía municipal la que entrega, según la versión oficial, a un grupo de la delincuencia organizada. La reacción de los padres frente a lo que esto significa, llevo denunciar que `hasta que a mí no me digan los peritos qué fue lo que pasó, hasta que no haya pruebas claras y evidentes, mi hijo sigue desaparecido y no muerto€™. Ha esto muchos nos hemos adherido: los estudiantes están desaparecidos no muertos», detalló la investigadora en diálogo con el programa Domingos No Son Puro Cuento (Radio Grafica FM 89.3).

Los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecieron el 26 de septiembre en el municipio mexicano de Iguala de la Independencia, en el Estado de Guerrero.

El 7 de noviembre, el Procurador General expuso en una conferencia de prensa que los jóvenes fueron quemados en un basurero después de haber sido secuestrados y que los restos óseos encontrados serían analizados es un laboratorio de Austria pero «nosotros hablamos de `desaparecidos´«, reiteró Castañeda Renterí.

«El caso de Ayotzinapa es la gota que rebalsó el vaso, por toda la historia que hemos tenido en México, de femicidios, de trata de personas, de desapariciones forzadas, de crímenes, de cuerpos aparecidos en la calle. Ayotzinapa es lo que empuja hoy a la sociedad mexicana a salir a las calles y a demandar Justicia», analizó.

En ese sentido, y el marco del 104° aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, mañana diversas agrupaciones sociales y estudiantes convocaron a movilizaciones, marchas y bloqueos en distintas partes del país y del mundo en apoyo a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

«El descontento que existe en la sociedad mexicana y que empieza a cuestionar la legitimidad de instituciones que no están respondiendo al pedido de paz y justicia que pedimos», concluyó Castañeda Renterí.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud