(Ansol).- Los expertos de la Universidad Nacional de Misiones (Unam) pudieron secuenciar, ensamblar y anotar el transcriptoma, la parte del ADN que contiene los genes que producen proteínas, como las que generan la cafeína -también llamada mateína-, y las que permiten resistir enfermedades, entre otras.

El descubrimiento permitirá crear cultivares de origen certificado controlando factores como el sabor, contenidos de cafeína, teobromina, glucosa y sacarosa, además del aroma, asociado con más de 40 compuestos volátiles.

El estudio se realizó en el marco del Plan Estratégico para el Sector Yerbatero Argentino 2013-2028, y fue coordinado por el actual decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la Unam, Dardo Marti y por los genetistas Mauro Gabriele, Patricia Aguilera, Mónica Otegui, Daniel Ducasse; el bioquímico Pedro Zapata; y los investigadores Humberto Debat y Roxana Bubillo.

Con el apoyo del Conicet y del INTA, la investigación permitirá lograr una mayor uniformidad de los cultivos en relación con las ramas, tiempo de brotación, rendimiento unitario así como también tolerancia a plagas específicas, períodos de estrés hídrico, bajas temperaturas, heladas y alta insolación.

Otro de los aportes del trabajo es que se podrán estudiar los transcritos asociados al crecimiento veloz para obtener plantines en tiempo más rápido, con impacto en el aumento de la producción.

Además, la información genética obtenida será referencia para futuros análisis relacionados con las propiedades nutricionales de la yerba mate y sus efectos benéficos como antioxidante, antiinflamatorio, antimutagénico y sobre el metabolismo lípido, todo lo cual tienen gran interés en todo el mundo, así como también se podrá avanzar en descubrir caracteres de importancia biológica, agronómica y económica.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud