(Ansol).- El Arsat 1, que demandó una inversión de 270 millones de dólares y es el primero de tres satélites del mismo tipo que serán puestos en órbita por Argentina en 2015, será utilizado para telefonía, televisión digital y transmisión de datos, y emitirá a todo el país, incluyendo las islas Malvinas y Antártida, además de prestar servicio a Paraguay, Uruguay y Chile.

«Este satélite está hecho íntegramente por científicos argentinos, por Invap, la única empresa autorizada por la NASA para construir satélites», resaltó en cadena nacional la presidenta Cristina Fernández tras el lanzamiento realizado ayer por la tarde desde el Centro Espacial de Kourou, en Guayana Francesa.

«Los satélites no se pueden derogar. Es una conquista de todos los argentinos», subrayó la Primera Mandataria.

Antes del lanzamiento, el ministro de Planificación, Julio De Vido, explicó que la puesta en órbita del Arsat-1 generará un ahorro de divisas de 25 millones de dólares anuales y que ubica a la Argentina «entre un grupo selecto de ocho países que se ocupan de la tecnología».

Al primer satélite geoestacionario de telecomunicaciones se le sumarán el Arsat-2 que «ya está en marcha y esperamos lanzarlo el próximo año», adelantó la Jefa de Estado.

Y agregó que permitirá a las empresas nacionales e internacionales exportar servicios de comunicaciones a toda la región en tanto que el Arsat-3, que se encuentra en fase de diseño, maximizará y desarrollará «toda la fibra óptica instalada en el país».

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud