(Ansol).- A fines de septiembre, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial consideró que la actividad se encontraba interrumpida y, por lo tanto, no podía disponerse el espacio para que los trabajadores continúen, según detalló a esta agencia el abogado de la Cooperativa Mom, Pablo Godoy.

«Es interesante remarcar que en muchas oportunidades se pone el derecho a la propiedad por encima del derecho constitucional del trabajo», agregó el letrado.

En dialogo con Ansol, el presidente de la Cooperativa Mom, Telésforo Gallardo, analizó la situación de los 15 trabajadores de la gráfica del barrio porteño de Pompeya: «Está todo mal, estamos abandonados por la justicia. Encima, todos los compañeros estamos imputados en una causa penal pero nosotros vamos a seguir acampando», aseguró.

Sobre las acciones que llevarán adelante tras la decisión de la Justicia, el cooperativista apuntó que se reunirán con legisladores «para que nos den una mano para poder trabajar», tal como expresó.

En coincidencia se expresó Godoy quien adelantó que los trabajadores tuvieron reuniones con funcionarios del Ministerio de Trabajo y legisladores porteños y nacionales para avanzar sobre una ley de expropiación para la gráfica recuperada.

El conflicto comenzó en 2009 cuando el propietario de la gráfica porteña Lanci Impresores, Christian Langenheim, dejó de pagar salarios y declaró a la empresa en convocatoria de acreedores.

Inmediatamente, los trabajadores permanecieron en la plata de Pompeya para evitar el vaciamiento de la empresa pero en 2012 fueron desalojados brutalmente por efectivos de la Policía Metropolitana y la Gendarmería.

«La lucha que se pierde es la que se abandona. Nosotros vamos a seguir luchando hasta la última instancia. Aunque sea para ver si podemos compensar las acreencias laborales con las máquinas, alquilar el inmueble y después ponernos a trabajar», concluyó Gallardo.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud