(Ansol).- «Lo más factible, debido a la cantidad de pruebas acumuladas que se recaudaron es que salga a flote la condena de estos acusados, y esperamos que a partir de esto surjan otras acusaciones», adelantó a esta agencia.

El lunes pasado comenzó el juicio oral por los delitos de lesa humanidad cometidos por los militares retirados Horacio Leites, Omar Ferreyra, Walter Grosse y Aníbal Ignacio Verdura en el Centro Clandestino de Detención (CCD) Monte Peloni.

El SUM de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Centro fue el auditorio en donde empezó a juzgarse a los militares por la detención ilegal, torturas y asesinatos de decenas de militantes políticos, gremiales y sociales de Olavarría y la zona, que ascendieron a 21 en ese CCD.

«El miércoles fue  importante porque uno de los sindicados como parte de los grupos de tarea que realizaba los secuestros en la región, Walter Grosse, presuntamente es uno de los que participaba en las torturas, según algunas declaraciones de testigos. Admitió que él había entregado el cadáver de uno de los compañeros que fueron muertos en esa circunstancia. Además nombró a dos o tres militares de alto rango que había en ese momento», detalló a Ansol Eduardo Santellán, de laComisión por la Memoria en la Mutual de los Detenidos Desaparecidos que administra Monte Peloni.

El CCD está ubicado a 20 kilómetros de Olavarría y fue la cabecera represiva del área 124, que también incluía a las ciudades de Azul, Las Flores y localidades vecinas.

Sobre la cobertura de los medios, Santellán comentó que hay «varios, no por supuesto de algunos sectores. También están haciendo un buen trabajo las radios comunitarias y las locales».

«Hay una participación muy notable de juventud, de hecho se anotaron más de 700 jóvenes para presenciar el juicio de las escuelas secundaria y de la universidad. Eso es muy notable», evaluó.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud