(Ansol).- Unos 200 emprendedores asociados en 50 grupos solidarios y en cooperativas de la Ciudad de Buenos Aires, imposibilitados de acceder a créditos en la banca tradicional, recibieron desde septiembre hasta la semana pasada unos 365 mil pesos para fortalecer sus actividades productivas en los barrios de Lugano, Barracas, Once, Flores y Pompeya.

Las empresas Campichuelo, Factorial, Chilavert, Estilo Diversa y Proyecto Coopar, asociadas a la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (Fecootra) y algunas de las cuales recibieron microcréditos en años anteriores, son ahora las responsables de ejecutarlos en sus territorios.

Sobre el impulso económico, el asesor de la organización ejecutora Campichuelo, Moisés Soto, celebró «poder articular su desarrollo y consolidación para propiciar cambios estructurales que otorguen mayor sustentabilidad productiva regional y nacional».

Los microcréditos, que apuntan a beneficiar a emprendedores de bajos recursos sin la posibilidad de acceder a un crédito convencional, fueron desembolsados en proyectos textiles (26 por ciento), gastronómicos y de producción de alimentos (25 por ciento), comercialización de productos alimenticios (22 por ciento) y el 7 por ciento restante, repartido entre emprendimientos culturales y de servicios.

«Día a día se aprende junto a los emprendedores acerca de las necesidades concretas, que tienen que ver con las diferencias de cada barrio y con las particularidades de cada rubro. Es un aprendizaje constante y mutuo, eso lo que te deja este programa», resumió Silvina Rovito, asesora de la OE Proyecto Factorial.

«Es muy confortable ver cómo la gente con tan solo un préstamo monetario y un acompañamiento puede levantarse y salir adelante», señaló Pablo Ester, asesor de la OE Proyecto Coopar, que aplica el programa en la Villa 15.

El programa de Microcréditos Carlos Cajade, en el marco de la Comisión Nacional de Microcrédito (Conami) de la cartera social, es ejecutado por diversas instituciones en todo el país. Las cooperativas y mutuales de la economía solidarias involucradas conformaron la Federación de Entidades Administradoras de Microcréditos (Fedesam).

«Detrás de los 365 mil microcréditos entregados en todo el país, hay emprendedores, hay organizaciones como las de ustedes con quienes trabajamos juntos y entonces así, a puntadas, se va armando el tejido social como una red muy sólida en Argentina», subrayó la ministra Alicia Kirchner en septiembre, al entregar personalmente los fondos para administrar a estas organizaciones porteñas.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud