(Ansol).- A fines de 2013, el Juzgado N°3 de la Ciudad de Azul resolvió que la cooperativa pueda alquilar el predio en donde funcionaba la empresa fallida que dejó en la calle a los actuales asociados, permitiendo que los trabajadores retomen la producción «pero una privada condiciona la apertura de la planta al negarnos el servicio de gas», señaló a esta agencia el presidente de la papelera autogestionada, Elisén Pereyra.

«Mediante el apoyo de otras entidades como Fecootra pudimos ir poniendo en condiciones la planta, además tenemos clientes que están esperando que volvamos a producir, pero la empresa de gas nos lo está impidiendo», insistió.

El sábado 25, y luego de dos años de toma, los trabajadores de Pachi Lara realizaron un festival en la planta de la papelera que fue «muy emocionante, se llenó la fábrica lo que demostró cuanto se acepta nuestra lucha en la comunidad», remarcó a Ansol el titular de la cooperativa.

Sobre el Festival Papelero, agregó que «fue muy lindo, muy emocionante para nosotros porque nos acompañaron muchísimas personas que nos ayudaron a seguir juntando fondos para mejorar la planta pero también para que nosotros podamos continuar la lucha por la papelera. Fue muy gratificante celebrar así estos dos años».

Además, según publicó el Área de Comunicación de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (Fecootra), los trabajadores recibieron financiamiento para insumos y materia prima a través del convenio que la entidad tiene con Fuerza Solidaria.

La papelera autogestionada está asociada a la Seccional Centro de Fecootra, y su presidente, Darío Mónaco, reivindicó el acompañamiento técnico, las capacitaciones y el financiamiento de la federación en pos de asegurar los puestos laborales.

Consultado por esta agencia sobre los apoyos recibidos en los 24 meses de toma, Pereyra destacó la ayuda brindada por Fecootra a principios de 2012 cuando donó 320 metros lineales de cable a la Cooperativa Pachi Lara, empresa que se gestó tras el incumplimiento de pagos y el abandono de la planta por parte de la patronal.

«Hace años venimos con problemas hasta que cerraron la fábrica. En enero los patrones dejaron el edificio, comenzaron a vaciarlo hasta que empezamos a desplegar un plan de lucha con movilizaciones y el apoyo de vecinos, gremios, cooperativas, federaciones y políticos. Agotamos todas las instancias y luego tuvimos un agravante: tras la toma de la planta perdimos a un compañero», rememoró el titular de la papelera que lleva el nombre de Cristian Pachi Lara, un joven trabajador que se quitó la vida durante el conflicto.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud