(Ansol).La Cooperativa de Recicladores Cataratas, que recibe más de 70 toneladas diarias de residuos, comenzó a distribuir bolsas para la categorización de desechos €“en orgánicos, húmedos y secos- en los hoteles de la ciudad misionera de Puerto Iguazú.

«Vamos a distribuir las bolsas de colores amarilla, blanca y verde con identificación de la cooperativa. Primero lo vamos a realizar en los hoteles y después para el resto de la población con bolsas más pequeñas», dijo Julio Ferreira, presidente de la cooperativa, a la página web El Territorio.

Mientras, el emprendimiento aguarda la adquisición de maquinarias que le permitan un trabajo a escala industrial.

Y en el centro del país, la Municipalidad de Alta Gracia, provincia de Córdoba, continúa la recolección de residuos electrónicos a través de la Dirección de Ambiente y Espacios Verdes.

En el marco del programa Recolección diferenciada de residuos de Aparatos Eléctricos Electrónicos (RAEE), el municipio dispuso un contenedor para descartar los elementos que pueden volverse sumamente peligrosos si no son desechados adecuadamente, según advirtió el semanario cooperativo Papel Tortuga.

Computadoras, teléfonos, pilas, tubos fluorescentes, lámparas de bajo consumo, televisores y pequeños electrodomésticos en desuso pueden desecharse en el contenedor del Boulevard Presidente Raúl Alfonsín, esquina Agustín Aguirre, de lunes a viernes de 8 a 19 horas y los sábados de 8 a 11.

En Buenos Aires

«Después de aprender cómo se arreglan las computadoras, cuáles son las funciones, comenzamos a reciclar desechos electrónicos, cerca de 2007. Hoy nos dedicamos a recuperar PCs, monitores que vendemos a precios accesibles, al alcance de quienes menos tienen», explicó meses atrás a Ansol el vicepresidente de la Cooperativa La Toma del Sur, Ramón Silva.

El emprendimiento de Dock Sud, en el partido de Avellaneda, recupera productos electrónicos en desuso y arma aulas de computación en escuelas y comedores. Funciona desde 2003 reciclando residuos sólidos de la mano de cartoneros.

En mayo de este año, la Cooperativa Argentina de Soluciones Informáticas (Cooparsi) y la Dirección de Medioambiente del Municipio de Azul avanzaron en la recolección de residuos electrónicos.

«Desde el punto de vista ecológico, la realización de estas jornadas es fundamental, ya que son espacios generadores de conciencia. Además fue muy importante el trabajo coordinado que se hizo entre el municipio, la cooperativa y la comunidad toda», destacó el presidente de Cooparsi, Darío Monaco, al área de comunicación de Fecootra.

En tanto que en La Matanza, los asociados de las cooperativas Unión de Carreros, Arroyos Limpios y Recuperando iniciaron el Programa de Recolección de Residuos Sólidos Urbanos para recoger desechos en barrios a los que no llega la empresa recolectora contratada por el municipio.

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud