(Ansol).- «Muchos chicos que estudiaban Enología o Ingeniería Agrónoma tenían que irse a trabajar a otros lugares, porque no teníamos un proyecto en Lavalle. Esto nos permite quedarnos acá e, incluso, empezar a trabajar antes de recibirnos», remarcaron los integrantes del emprendimiento hortícola de la ciudad de Lavalle.

Según publicó el diario Los Andes, a días de obtener la personería jurídica, cuatro de los trece jóvenes de la futura Cooperativa de Lavalle rememoraron: «Nos juntamos por primera vez en 2011. Es un proyecto muy bueno, de inclusión social y asociativismo del que participan la Municipalidad de Lavalle, la Facultad de Ciencias Agrarias y la Secretaría de relaciones institucionales y Territorialización de la UNCuyo y el INTA».

Los jóvenes, estudiantes de carreras vinculadas a la Agronomía y la Vitivinicultura, trabajarán en un invernáculo donde sembrarán plantines de hortícolas, florícolas, forestales, frutícolas, vitivinícolas y olivícolas, para «luego abastecer a los pequeños productores lavallinos, que hoy tienen que comprarlos en otro lado», destacaron.

De ese modo, los plantines tendrán precios accesibles, y serán acompañados por un seguimiento técnico de los jóvenes que podrán continuar aportando en su lugar de origen. Según señaló Los Andes, luego de los primeros plantines experimentales, los jóvenes recibieron los primeros encargos por parte de productores.

«Lavalle no tiene otro vivero de la escala ni que se proyecte como éste. Es muy importante destacar lo asociativo y la voluntad, no sólo de emprender, sino de asociarse dejando de lado el individualismo. Además, la idea es que los chicos después capaciten a los alumnos de las cinco escuelas rurales que hay en la zona», subrayó el jefe de la agencia de extensión rural del INTA Lavalle, Enrique Gómez.

Agencia de Noticias Solidarias

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud