Un productor necesita entre 60% y 190% más de vino tino para comprar lo mismo que el año pasado. Si se mira el caso del blanco, se necesita entre un 30 y un 144% más que en marzo de 2018.

10 de mayo de 2019, CABA (Ansol).- El último informe del Observatorio Cooperativo de Acovi compara el precio del vino que recibe el productor vitivinícola con el valor de insumos que utiliza para producir y otros bienes. Obtuvo datos que la Asociación de cooperativas vitivinícolas calificó de alarmantes.

Los precios del vino tinto y el blanco disminuyeron en un contexto de alza inflacionaria, por lo que los productores tienen menor capacidad de compra al recibir el pago por cada litro de vino.

Nicolás Vicchi, subgerente de Acovi, señaló: “La primera conclusión es que el poder adquisitivo del vino, tanto de un productor de tinto como de blanco, sigue evidenciando un deterioro a marzo de 2019. En el caso del tinto se requiere entre 60 y 190 por ciento más que en el mismo mes de 2018, según el insumo. En cuanto al blanco, este incremento va de 30 a 144 puntos porcentuales”.

Mientras los insumos crecieron entre 20 y 122 por ciento, el precio del vino tinto cayó 24 por ciento y el vino blanco 9 por ciento.

Más ejemplos

Este año se necesitaron 2.369 litros de vino tinto (57 por ciento más que en 2018) o 3.041 de blanco (31 puntos más que en 2018) para pagar un mes de trabajo a un obrero común, con 9 a 12 años de antigüedad.

En marzo el productor requirió 99 litros de tinto para cubrir el gasoil asociado a 8 horas de uso del tractor, cuando en marzo del año pasado requería 46.

Si se analiza el valor de la energía, a marzo 2019 se requerían 380 litros de vino tinto para pagar la factura eléctrica por uso de riego agrícola, cuando el año pasado necesitaba 174 litros. Para el caso del blanco, se precisan 487 litros versus 267 de marzo 2018.

Estos últimos datos muestran que los insumos que se encuentran dolarizados son los que más sufren la variación.

Carlos Iannizzotto, presidente de la confederación cooperativa agrícola Coninagro concluyó: “El incremento constante en los insumos y la caída en el precio del vino ha llevado a que en marzo el productor se encuentre por debajo del punto de equilibrio: con sus ingresos no logra cubrir los costos operativos. Necesitamos herramientas que permitan al productor recomponer la rentabilidad perdida, focalizando esfuerzos en variables en las cuales este puede influir, como la reducción de costos o el incremento del rendimiento por hectárea”.

sa

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

Please wait

Agencia de Noticias Solidarias

Enrique Palmeyro: Red de Asistencia Técnia a la Economía Popular

[VIDEO] Enrique Palmeyro cuenta el trabajo de la RATEP ( Red de Asistencia Técnia a la Economía Popular) y cómo articulan la tecnología con las demandas de tierra, techo y trabajo. 🎬¿Teoría y acción pueden ir de la mano?

Posted by AnSol on Wednesday, August 7, 2019