Tras el anuncio oficial con el que Ecuador suspendía el asilo político que le brindaba en su Embajada de Londres, el fundador de WikiLeaks fue arrestado por promover la labor de su portal de revelación de secretos oficiales. Las cooperativas de tecnología argentinas alertan sobre los peligros que encierra el hecho.

Julián Assange se hizo mundialmente conocido por dar a conocer, en abril de 2010, un polémico vídeo en el que soldados de EEUU disparaban a civiles en Irak en 2007, junto a 250.000 cables diplomáticos que dejaban mal parados a numerosos líderes mundiales.

“Pagó hasta ahora con 7 años de confinamiento en dos habitaciones de cuatro por cuatro el haber publicado la información que no quieren que conozcamos. Esto afecta las libertades individuales porque
demuestra que cuando se tocan poderes verdaderos, no hay sistema legal internacional que valga”, señala LeandroMonk, presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Tecnología (FACTTIC).

Neto Licursi, de la Cooperativa Cambá, destaca que lo más impactante de la detención de Assange es que criminaliza la denuncia de delitos atroces e ilegales avalados por los gobiernos, y agrega “el proceso contra Chelsea Manning (la
soldado que filtro información a Wikileaks) y Assange es un claro mensaje que apunta a a ir tras los que hablen. El video de los “daños colaterales” en Iraq, donde los soldados (o gamers) estadounidenses balean civiles desde un dron,
demuestra la importancia de que esa información se filtre y que la sociedad sepa lo que realmente hacen los ejércitos detrás de la pantalla de la lucha contra el terrorismo o el narcotráfico”.

Durante su cautiverio, Assange, con la salud cada vez más deteriorada por la falta de sol y ejercicio, siguió difundiendo, con la ayuda de un equipo de colaboradores, información confidencial de Estados, empresas y otros organismos.
“Al no garantizar los derechos de las personas que denuncian hechos gravísimos e ilegales como los publicados por wikileaks (Irak, Vault 7, etc) se propicia el pacto de silencio sobre las prácticas ilegales y atroces que cometen los gobiernos ennombre de la seguridad nacional”, agrega Licursi.

En relación al futuro, ambos especialistas en tecnología coinciden en que hay que seguir trabajando, por un lado, en informar a la sociedad sobre las tecnologías que se usan para alertar sobre los peligros ocultos en estas; y por el otro, seguir desarrollando sistemas descentralizados, encriptados y anónimos, “donde podamos garantizar el anonimato de los publicantes, para así evitar este tipo de acciones de cohersión”, dice Monk. “Es importantísimo romper el cerco informativo al que estamos sometidos”, asegura Licursi, “debemos seguir compartiendo nuestro conocimiento sobre tecnologías libres y técnicas de privacidad y anonimato en la red para ganar independencia en el ámbito digital. Uno no toma precauciones sobre peligros que no conoce, y estos temas todavía no están difundidos masivamente”.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

Prensa Facttic

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

Please wait

Agencia de Noticias Solidarias

Enrique Palmeyro: Red de Asistencia Técnia a la Economía Popular

[VIDEO] Enrique Palmeyro cuenta el trabajo de la RATEP ( Red de Asistencia Técnia a la Economía Popular) y cómo articulan la tecnología con las demandas de tierra, techo y trabajo. 🎬¿Teoría y acción pueden ir de la mano?

Posted by AnSol on Wednesday, August 7, 2019