En diálogo con Ansol, el subgerente de la Acovi, Nicolás Vicchi, expuso cuál es la situación del sector vitivinícola cooperativo. Las exportaciones, la caída del consumo y el esfuerzo productivo. Las propuestas de políticas públicas.

3 de abril de 2019, CABA (Ansol).- “En una economía en la que se piensa en dólares, la devaluación del peso no mejora la situación, al contrario, cabe esperar un recrudecimiento aún mayor de la situación económico social interna ya que los precios siguen a la escalada del dólar, a la vez que siguen los aumentos en los servicios y combustibles”, dijo a ANSOL Nicolás Vicchi, subgerente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi)

Vicchi agregó: “Se podría pensar que el aumento del dólar mejora la competitividad de los productos argentinos en el exterior, pero esto debe venir acompañado de estabilidad macroeconómica interna, sino la mejor posición de nuestros productos se licua rápidamente con mayores costos internos y baja de consumo interno que, en el caso del vino, representa alrededor del 80 por ciento de las ventas”.

En el reciente informe de Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) sobre las economías regionales el vino presenta un escenario con menos producción y derrumbe de precios en pesos.

Al respecto Vicchi sostuvo ante ANSOL: “El sector se encuentra ante un panorama complejo, con una cosecha si bien inferior a la de 2018 pero con pronósticos cercanos al promedio histórico y un consumo interno deprimido por la coyuntura económica. La baja del poder adquisitivo del consumidor impacta también en el vino, sumado al excedente de vinos que se fue generando de la temporada anterior producto de la baja misma del consumo y de la baja de exportaciones de los últimos años. Frente a esto los precios han empezado a deprimirse en los últimos meses”.

El año comenzó “con indicadores positivos de alza en el despacho de vinos hacia bodegas, que se toma como un indicador próximo al consumo pero que también indica movimientos de stock, y las exportaciones sí han iniciado con aumento, tanto de graneles como de fraccionados, recuperando en parte los mercados perdidos en los últimos 2 años”, explicó el subgerente de Acovi.

El observatorio cooperativo

La Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas posee su propio Observatorio Cooperativo. “Tiene como objetivo monitorear el desempeño del sector vitivinícola considerando que es vital, tanto para productores, cámaras empresarias y afines, profesionales, periodistas como para la población en general, contar con acceso fácil a datos claves actualizados que permitan evaluar la situación sectorial y la mejor toma de decisiones”. El observatorio, explican, se nutre de estadísticas oficiales con análisis propio, informes de coyuntura e informes de temas especiales. “Todos estos informes y datos son la base para la generación de propuestas para hacer llegar y trabajarlas en conjunto con otras entidades y gobiernos en pos de la vitivinicultura”.

Propuestas de políticas públicas

Acovi propone como respuesta a estas condiciones que se eliminen las retenciones sobre exportaciones por manufacturas vitivinicolas, ya que se han perdido 71 millones de dólares. También incrementar los reintegros al valor inicial antes de la medida (6 por ciento para vinos), cuyo ajuste generó pérdidas por 27,5 millones de dólares.

Entre otras medidas, también idearon un proyecto de ley de Jugos Naturales: “Volver a incentivar a las industrias de gaseosas a utilizar jugos naturales de fruta para endulzar, actualmente no hay incentivos porque el impuesto interno es muy bajo. Debe haber un impuesto alto para aquellas industrias que no utilicen jugos naturales para endulzar, y cero impuestos para aquellas que sí lo utilicen. Es una forma de diversificar la salida de productos vínicos a la vez que contribuye a la mejora en la salud de quienes consumen estos alimentos”.

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *