Así lo explicó Pablo González, gerente de la cooperativa Las Cañitas. “La producción láctea ha caído enormemente en el país y eso no es solo por las inundaciones, sino que están cayendo porque se están vendiendo animales para poder cubrir los cheques”, desarrolló.

22 de marzo de 2019, CABA (Ansol).- “El sector cooperativo en la leche está más complicado que nunca”, sentenció ante la Agencia de Noticias de la Economía Social, Solidaria y Popular el gerente de la cooperativa tambera Las Cañitas, Pablo González.

Esta empresa social está ubicada en El Tío a 130 kilómetros de la capital de Córdoba, tiene 75 años de experiencia en la venta de combustible, productos agropecuarios y lácteos. Está conformada por pequeños y medianos productores y en la actualidad cuentan veintiséis asociados con un promedio de producción de 150 mil litros de leche diaria.

“Somos 500 personas entre productores, tamberos, empleados, familias. Tenemos una misión no solo económica sino también social”, explicó González a ANSOL.

Gonzalez dejó en claro que la falta de financiamiento está ahogando a las tamberas: “El gobierno habla del supermercado del mundo para lo cual necesitaríamos que nuestros tamberos y ganaderos no vendan el grano sino que lo guarden para hacer las reservas para el invierno. Lamentablemente el gobierno, sobre todo usando la herramienta del Banco Nación está asfixiando a los productores para que antes de que coseche vendan. Eso es gravísimo porque no les va a dejar ninguna reserva para el invierno. La producción láctea ha caído enormemente en el país y eso no es solo por las inundaciones, sino que están cayendo porque se están vendiendo animales para poder cubrir los cheques. Y eso no se va a recuperar. Hoy está faltando leche por la caída estrepitosa de la producción no por el incremento del consumo”.

-¿Por qué planteas que el gobierno está asfixiando principalmente mediante el Banco Nación?

-Porque el Banco Nación ha bajado los adelantos al descubierto al mínimo, no está comprando cheques de ninguna firma y las tarjetas de Agro Nación paso a ser una tarjeta cara, con tasas variables y le están debitando de una, antes había la posibilidad de pagar un porcentaje, un mínimo, y de prepo le están debitando todo a los productores. No he hecho más estos últimos días que atender problemas financieros de nuestros asociados. Esta misma situación se planteó en una asamblea de productores que hicimos en febrero con la participación de las federaciones agrarias, de la Federación de Cooperativas Federadas, y entidades de la zona y seguimos ratificando que una cosa es el discurso y lo que dice el gobierno y otra cosa es la realidad y lo que lleva a cabo.

-En este panorama ¿se cuenta con políticas públicas?

-No, y es muy grave. Estamos viendo que se está esperando una cosecha récord y por supuesto que el productor que viene bien económicamente, que es propietario, que no tiene arrendamiento, que hace granos, que puede especular el momento de la venta, le va a ir bien, pero son los menos. Y son los que menos puestos de trabajos generan

-¿Por qué?

-Porque dentro del sector agropecuario lo que más genera puestos de trabajo es la actividad tambera. El agricultor trabaja muchas extensiones y resuelve sus problemas trayendo un contratista rural que le siembre, que le fumigue, que le coseche, y chau. Las explotaciones mixtas son las que generan puestos de trabajo

-Hubo un gran incremento de precios, ¿a ustedes cuánto les queda por litro de leche?

-Hoy, si hablamos de la leche de marzo, creemos que el litro va a rondar los 12 pesos más IVA. Nosotros somos distribuidores de productos lácteos y sabemos el precio de fábrica con que sale el queso y el precio que se ve en los supermercados. Hay un componente impositivo enorme. Por otro lado la industria te dice: estoy asfixiado porque la leche se hace queso y después los quesos duros hay que estacionarlos, hay que ponerlos en cámaras y las tarifas de energía son altísimas. Yo no diría que hay que echarse la culpa entre productores, intermediarios y puntos de venta sino que acá hay un conjunto y de esa pelea sale indemne el gobierno, de esa cadena se queda con un gran porcentaje impositivo desde la Municipalidad hasta la Nación.

-En esta cadena que parece que todos están afiliados y pasando un mal momento, ¿quien gana?

-En esta situación hay encima una concentración de venta en los híper y descreimiento de las pequeñas pymes. Ellos exigen a las empresas condiciones extraordinarias para tener los productos en sus góndolas. Es decir que están creciendo los híper que también hacen un negocio financiero porque con la fuerza de compra y venta que tienen ponen condiciones de pagar en plazos que hoy son irrisorios. Nosotros que somos distribuidores no le podemos vender a una cadena grande porque te dice: te pago en 40 días.

-En este mapa de situación ¿qué rol cumplen las cooperativas?

-No hay cooperativa sin asociados y nuestra obligación es defenderlos a muerte porque sin ellos, sin su producción, nosotros no existiríamos. Eso ha llevado a que hoy nuestras cooperativas estén financiando más de lo adecuado. Estamos apostando a que todo vaya bien tomando riesgos enormes porque hoy el sistema financiero no nos ayuda en nada. Sobre todo en estos pueblos chiquitos del interior si no existieran las cooperativas hay un monto de productores que tampoco ya existirían.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.

aa

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *