Inspirados en Osvaldo Pugliese y en la Fernández Fierro, reversionan tangos clásicos y componen nuevos. Siempre bajo valores solidarios. Hoy tocan en el CAFF; Sánchez de Bustamante 772, CABA. 

6 Febrero, CABA (Ansol).- El Club Atlético Fernández Fierro (CAFF) fue un taller mecánico que en 2004 se convirtió en un espacio social y cultural en el barrio porteño de Abasto. En su escenario comenzará esta noche un ciclo, que continuará todos los miércoles de febrero, la Orquesta Típica La Vidú con tangos clásicos reversionados y composiciones propias.

Nacidos en Florencia Varela, y con tres discos que apuntan a revitalizar el género, La Vidú se inspira para pensar su funcionamiento en el legado cooperativo de la orquesta de Osvaldo Pugliese y más acá en la historia, de la Orquesta Tipíca Fernández Fierro, fundadores y gestores del CAFF.

“Históricamente la orquesta de Pugliese es la que arranca, y hoy hay un montón de grupos y de orquestas que siguieron esa línea un poco por el momento social y económico que nos toca vivir. Nosotros trabajamos así desde siempre, influenciados por la Fierro que es donde un montón nos sentimos identificados. Laburar de manera cooperativa significa que todos se sientan parte. Por la situación económica y social que vivimos sería imposible que un director banque la orquesta. No se puede sustentar”, explica Facundo Radice, cantor de La Vidú.

Así trabajar como cooperativa, mientras piensan el próximo paso de inscribirse como tal, representa una forma de organización y también la posibilidad real de que catorce músicos y casi diez personas más que conforman el equipo técnico, puedan hacer lo que quieren hacer: tango.

“La propuesta musical es sacarle un poco el almidón, el cartón, que tampoco está mal pero es algo que te remite a otra época y en un punto hicieron de eso una postal” y agrega Facundo que forma parte de una nueva generación de tangueros, “A la escena la vemos súper bien, hay mucho grupos, canciones, letras nuevas. Es darle la posibilidad a mucha gente que teniendo de referencia ese cartón, ese almidón, mira al tango de reojo y al contrario esta bueno que haya un montón de espacios donde la propuesta es relajada. No hace falta tener tal zapatos, ni tal vestido, ni tal cuerpo para bailar. Si queres bailar, lo haces. Si queres escuchar música, también. Al fin y al cabo es eso: una propuesta popular para el disfrute”

 

El concierto de esta noche será gratuito porque está enmarcado en la Maratón de Clubes de Música. El resto de los miércoles de febrero la entrada sale $100 y $150 en puerta. El CAFF queda en Sánchez de Bustamante 772.

 

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *