Distintas organizaciones sociales y cooperativistas dieron un nuevo e importante paso en la consolidación de un pulmón verde en el predio donde funcionan los piletones de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de la Cooperativa de electricidad.

(El Portal de las Cooperativas).- Con el claro objetivo de dejar un mundo mejor que el que encontraron, un nutrido grupo de habitantes de General Pico, La Pampa, plantaron 400 árboles en el predio, de los cuales un porcentaje corresponden a especies nativas como barba de chivo y caldén. El resto se dividen entre casuarinas, pinos y eucaliptos.

Integrantes de la ONG Bioregión, la Cooperativa “La Comunitaria de Rivadavia” de Provisión de Servicios Culturales y Sociales Ltda. y la agrupación Pequeños Productores Rurales, se dieron cita el 3 de diciembre para avanzar en una nueva etapa del proyecto de creación de un gran pulmón verde para la ciudad.

Jorge Carante, referente de Bioregión, manifestó que “en estos últimos años empezamos a sumar a otras agrupaciones, como las diferentes cooperativas que participaron de esta jornada. Es un proyecto de pulmón verde, que purifica y reutiliza el agua de la ciudad. Sigue siendo una experiencia, porque estamos haciendo pruebas de cuáles son los árboles que mejor funcionan, pero muchos de los resultados que esperábamos, se están dando”.

En los resultados inmediatos, se está mejorando la calidad del agua del acuífero aledaño: “La idea es generar un pulmón verde sabiendo los beneficios que tienen los árboles, y así buscamos mitigar un poco el impacto del calentamiento global. Debemos pensar en generaciones futuras y creemos que el árbol es una de las soluciones más eficientes”, dijo.

Participación estudiantil

Carante remarcó que el proyecto busca la participación de los jóvenes piquenses, y que en este sentido sostuvo que se implementarán charlas y visitas de colegios el próximo año. “Estamos haciendo visitas al lugar con muchas escuelas, y el año que viene vamos a llegar a mayor cantidad de colegios. A veces no tenemos tan fácil el acceso, pero hemos logrado mejorar los caminos y cada vez el lugar está en mejores condiciones para poder ir”.

La expectativa es alta: “El año que viene queremos llevar como mínimo una escuela primaria y una escuela secundaria por semana, para que todas pasen por el lugar. Los alumnos y las alumnas necesitan tener este tipo de actividades y más cuando les explicamos que tenemos que tener participación ciudadana, que hacer aportes para mejorar nuestra ciudad”.

El proyecto a largo plazo se comenzó a trabajar hace casi una década, y ya muestras los primeros frutos. El objetivo es avanzar con la forestación masiva del espacio.

“Los beneficios son múltiples, como el mejoramiento de suelo y del agua. Además queremos hacer de este ugar, una sede donde se estudien las problemáticas ambientales. Hace diez años que estamos con este proyecto y se va conociendo a medida que vamos mostrando alguna actividad”.

En 2018 llevan plantados seis mil árboles y pretender alcanzar la cifra de 15 mil árboles por año: “Lo que hicimos fue favorecer que la naturaleza pueda desarrollar y ampliar ese humedal que se desarrolla en muchos casos de forma natural, dado que son amortiguadores del acceso de contaminantes. Absorben las grandes cantidades de agua, las procesan, las vuelven limpias. Lleva mucho trabajo de por medio, pero hay que seguir, porque a pesar de que hace muchos años que estamos, recién comienza”, finalizó el diseñador de Permacultura y agroecólogo.

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *